En Ría Deseado, tras los pasos de Darwin: De lo más sorprendete de la Patagonia

Los cataclismos de hace millones de años dieron lugar a un fenómeno geológico y espectáculo natural más interesante de la Patagonia.

Guía de: Patagonia

Ría Deseado

Tonina overa. Foto gentileza Darwin Expediciones.

Toninas overas que saltan y se entrecruzan acompañando a la embarcación dibujando trazos en el agua bajo la proa. Una barranca ocupada entera por cientos de coloridos cormoranes. Miles de bulliciosos pingüinos en su isla casi privada y grupos de lobos marinos reposando sobre las piedras o playas. Estamos en uno de los lugares naturales más sorprendentes de la Patagonia, la Ría Deseado.

Ría Deseado

Foto gentileza Darwin Expediciones.

Reserva natural de vida salvaje

Los cataclismos de hace millones de años dieron lugar a un fenómeno geológico y espectáculo natural más interesante de la Patagonia. Hace miles de años un río que descendía desde las montañas remotas desapareció dejándole su cauce al mar. Éste, lo ocupó rápidamente creando un ecosistema único. Hoy, el mar, hace sentir la influencia de sus mareas 40 kilómetros tierra adentro.

La orilla norte de esta ría presenta varios cañadones de diferentes alturas tallados en la piedra. La orilla sur, en la mayor parte del recorrido, permite ver suaves planicies extendiéndose desde la ría. Varias islas e islotes completan su geografía y sobre sus playas de arenas suaves anidan o habitan numerosas colonias de aves marinas, pingüinos y lobos marinos. Por su importancia biológica y paisajística el sitio ha sido declarado Reserva Natural.

El origen de las especies

Ría Deseado

Foto gentileza Darwin Expediciones.

En el área de influencia de la Ría Deseado habitan unas 34 especies de aves marinos y costeras. Entre ellas, se destacan los cormoranes, gaviotas, petreles y pingüinos que han tomado las playas de pedregullo o arena al pie de los acantilados e islas como lugares de descanso y nidificación. También, pequeños grupos de lobos marinos alentados por la presencia de abundante fauna ictícola han hallado aquí su lugar en el mundo. La claridad de las aguas permite visualizar el rápido paso de los delfines por debajo de la embarcación y es habitual que las acompañen realizando saltos y evoluciones fuera del agua. Se ha considerado a la Ría Deseado como una “Galápagos de la Patagonia” debido a su gran diversidad biológica y hábitat único.

Ría Deseado

Foto gentileza Darwin Expediciones.

Este sitio fue recorrido y estudiado en profundidad por Charles Darwin antes de escribir su memorable obra “El origen de las especies”. Quizás, hoy esta pequeña y única parte de la Patagonia, se mantenga casi sin modificación para rendirle un silencioso homenaje.

Puerto Deseado es la pequeña ciudad situada en la desembocadura de esta ría y frente al océano. Dos mil kilómetros la separan de Buenos Aires y el aeropuerto más cercano está a unos 300 kilómetros. También, puedes arribar a través de alguno de los cruceros que recorren la Patagonia  argentina y chilena.

Links:

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X