Filman por primera vez a ballenas apareándose bajo el agua: Imágenes permiten entender más de estos gigantes

Increíbles imágenes abren nuevas hipótesis sobre las actividades reproductivas de la ballena Franca Austral.

Guía de: Patagonia

Escena de la cópula de ballenas. Foto gentileza Daniel Feldman de Diario Jornada.

Captan espectaculares imágenes de ballenas apareándose bajo el agua en Puerto Pirámides, Argentina. La oportunidad y arte del editor de fotografía del diario Jornada, Daniel Feldman, logró captar increíbles imágenes que abren a nuevas hipótesis sobre las actividades reproductivas de la ballena Franca Austral.

Derribando teorías

Las imágenes fueron obtenidas a bordo del turístico y llamativo semi sumergible Yellow Submarine, nave que permite observar la vida marina bajo la superficie. Las impactantes fotografías y filmación muestran el apareamiento de macho y hembra, pero lo más notable de estas imágenes, es que la hembra aún estaba con su cría de poco tiempo de nacida. Este hecho, sería contradictorio con las teorías que consideran que la especie se reproduce cada cuatro años y nunca cuanto tienen cachorros. Hasta ahora, se entendía que las ballenas llegaban a aparearse en la región de Península de Valdés y al año siguiente regresaban a parir. Al otro año destetaban a sus crías y recién al cuarto año estaban dispuestas nuevamente.

Privacidad burlada desde el aire

Daniel Feldman, también logró el pasado mes de julio, notables imágenes de otro apareamiento, pero esta vez a través de un drone. En las imágenes se ve a una hembra y dos machos. Expertos en el estudio de estos cetáceos sostienen que la intervención del tercer ejemplar tendría la función de “colaboración” para asegurar la concreción del apareamiento.

Escena de la cópula de ballenas. Foto gentileza Daniel Feldman de Diario Jornada.

Ballena Franca Austral

La ballena Franca Austral comienza a llegar a las costas de la Península de Valdés a mediados de mayo – junio y permanece en la zona hasta mediados de diciembre. Se estima que la población que arriba a Valdés sería de unos 700 ejemplares. Recordemos que un ejemplar adulto puede pesar hasta 40 toneladas y alcanzar hasta los 14 metros de largo. Se ha determinado que durante su estadía no se alimentan y se cree que acuden al lugar por el reparo y seguridad que le brinda su escasa profundidad para dar a luz sus crías, amamantar y descansar. A partir de mediados de diciembre se dirigen a cercanías de la Antártida para alimentarse de krill, por lo que la extracción industrial de este crustáceo pondría en peligro a la población de ballenas Franca Austral.

 

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X