“Free Solo” en Patagonia: Escalador alcanza cima del Fitz Roy trepando solo con sus manos y pies

El escalador norteamericano Jim Reinolds hace historia.

Guía de: Patagonia

2906278w1033

Foto La Nación

El escalador y rescatista norteamericano, Jim Reynolds, acaba de hacer cumbre en el Fitz Roy. Además de lograr escalar los difíciles 3.407 metros de altura de la mole granítica, emblema del sur patagónico, estableció un nuevo hito al ascender los últimos 1.500 metros solo con sus manos y pies, sin cuerdas de seguridad ni clavos.

Recordando “Free Solo”

Hace pocas semanas que el canal de documentales National Geographic (NAT GEO) estrenó en la región el laureado documental Free Solo, que narra las vicisitudes del escalador en solitario, Alex Honnold, para superar la cima de El Capitán, elevación vertical de roca con 975 metros de altura, en el Parque Yosemite. Jim Reynolds, quien hiciera cumbre en el Fitz Roy, es rescatista en ese mismo parque de Estados Unidos.

Reinolds no solo ascendió a la cumbre utilizando la técnica conocida como “soleando”, pies, manos con talco de magnesio y nervios de acero, sino que también descendió de la misma manera. “Lo que hizo es muy novedoso. No tiene precedentes. Sin dudas es una provocación ética deportiva que intenta generar una discusión en el mundo de la escalada”, reflexionó para La Nación, el escalador argentino de clase mundial Rolo Garibotti, autor de Patagonia Vertical, Macizo del Chaltén. Guía de escaladas.

2906071w1033

Jim Reinolds. Foto La Nación.

Según relata Reinolds, es la primera vez que llega a la Patagonia. No tenía intención de escalar en solitario, pero decidió utilizar una técnica de escala que ya había practicado en Yosemite. Primero superó la aguja Rafael Juárez, luego la Saint-Exupéry e intentó el Fitz Roy, pero decidió retroceder hasta estar plenamente seguro de lo que iba a emprender.

Entonces llegó el día. Reinolds ascendió por la ruta Afanassieff, armó su campamento a 1.900 metros de altura sobre una terraza de piedra, y emprendió el ascenso con su bolsa de magnesio, un litro y medio de agua y algunas barritas de cereales, nada más. Luego de seis horas y media arribó a la cumbre, eran las 15:13. De inmediato emprendió el regreso para utilizar al máximo la luz solar. En total, casi 16 horas entre ascenso y descenso para llegar exultante a El Chaltén, mostrando en su teléfono celular las fotos que testimoniaban su exitosa aventura.

Este el tráiler de Free Solo:

 

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X