Gran vuelco en caso de activista mapuche de la RAM: No hubo desaparición forzada

El informe forense fue concluyente sobre el motivo de la muerte: el cuerpo estuvo más de 72 días en el agua.

Guía de: Patagonia

El informe forense definitivo, aprobado sin discrepancias por la junta médica compuesta por 55 peritos, concluyó que la causa de la muerte del activista pro – mapuche Santiago Maldonado, fue debida a asfixia por sumersión e hipotermia, en el río Chubut.

El minucioso informe concluyó que el cuerpo no estuvo nunca en tierra y que se mantuvo por más de 72 días en el agua. También, que no tenía golpes ni señales de violencia. La conclusión a la que llegaron los peritos significa un duro revés para la estrategia conjunta de la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), agrupaciones políticas extremas y dirigencia de organismos relacionados con los Derechos Humanos que acusaban al Estado, y en particular a la Gendarmería Nacional, de ser partícipes en la desaparición forzada de persona.

Las conclusiones

Hubo tres interpretaciones diferentes en cuanto a la data de muerte. Un grupo de especialistas consideraron que el cuerpo habría estado por más de 53 días en aguas del río Chubut.

Otro grupo estimó que habría sido más de 60 días, y un tercer grupo concluyó que fueron más de 73 días bajo el agua. Todos los profesionales coincidieron en que no existe un único método para determinar la data de muerte y que la cantidad de días puede variar según la técnica utilizada para la evaluación.

Es el único dato no concluyente en el extenso informe pericial aunque indica un lapso de tiempo del cuerpo sumergido entre 53 y más de 73 días.

Las conclusiones no implican el cierre de la causa. El informe establece de manera inobjetable la causa de la muerte y el tiempo transcurrido en el agua hasta el descubrimiento del cuerpo.

El juez Gustavo Lleral aseveró que la investigación ahora se orientará a averiguar que ocurrió el día de la muerte de Maldonado “La causa seguirá tramitando. Hay que realizar una reconstrucción histórica de los hechos”.

También declaró, de modo oficial al transmitir los resultados de las pericias, que “de la junta participaron 28 peritos (incluyendo a los propuestos por la familia de Maldonado). Se realizaron estudios complementarios (para ello sumaron a más peritos especializados) y se llegó a las conclusiones por unanimidad”.

Final para la teoría de la desaparición forzada

Vista la conclusión del exhaustivo informe forense se estima como muy difícil la situación de los supuestos testigos que afirmaron haber visto como Maldonado era atrapado, golpeado e introducido en vehículo de la Gendarmería Nacional.

Los testigos Matías Santana y el identificado como Testigo “E” en el expediente, integrantes ambos de la comunidad que ocupa tierras privadas, fueron quienes declararon lo anterior.

Sus testimonios llevaron a caratular la causa como “Desaparición forzada de persona” y promovió la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). También supone un duro revés para las organizaciones políticas y de Derechos Humanos que sostenían, sin fundamento demostrable alguno, que el Estado era responsable de la desaparición del activista Maldonado.

Peek 24-11-2017 18-50

Una sucesión de acciones ilegales

Las acciones que llevaron a la muerte de Maldonado fueron una sucesión desgraciada de hechos ilegales; en primer lugar la ocupación violenta de un predio privado, luego el corte de una ruta nacional y sucesión de actitudes violentas con la finalidad de atemorizar a los automovilistas.

Al hacerse presente las autoridades en el lugar, se resistieron y agredieron con piedras a los gendarmes. En esa acción hubo dos heridos entre los gendarmes. Los ocupantes del predio reconocieron no tener heridos y se desdijeron de su versión primera que hablaba de disparos de armas de fuego por parte de los gendarmes.

Luego huyeron hacia la otra orilla del río Chubut. Allí encontró la muerte el activista Maldonado.

De acuerdo a información extraoficial, proporcionada por miembros de la comunidad que ocupa el predio, el señor Maldonado intentó cruzar el río sin saber nadar y sin experiencia en atravesar un río patagónico en época invernal.

Su cuerpo fue hallado a unos 7 metros de la orilla, en un pozo de más de dos metros de profundidad, con temperaturas del agua cercanas a cero grado y fuerte correntada entre raíces de sauces. La pericia forense indicó que su ropa mojada pesaba unos 30 kilos y que además portaba un morral con piedras y una tonfa (elementos de agresión). Circunstancias y elementos que posiblemente coadyuvaron a su muerte.

Quienes afirmaron durante casi tres meses que los gendarmes lo habían detenido y golpeado se encuentran ahora ante la evidencia que el cuerpo no tiene señales de violencia física o arrastre y que los gendarmes que llegaron a la orilla del río tenían la ropa seca.

Cabe recordar que el corte de ruta que originó estos hechos se produjo entre el 31 de julio y el 1 de agosto de 2017. Proclamaban con esa acción su “titularidad” sobre las tierras ocupadas y exigían la libertad de su líder, Facundo Jones Huala.

Próxima extradición a Chile

Según se conoció esta semana, el juez federal Gustavo Villanueva, a cargo del proceso de extradición, rechazó la mayor parte de las pruebas y testimonios presentados por la defensa de Jones Huala. Consideró que los pedidos de la defensa no hacían a la esencia del caso.

El dictamen posibilitaría que se acelere el proceso de extradición del fundador del grupo violento RAM, el cual podría ser extraditado en diciembre próximo a Chile. Allí deberá responder por una larga serie de atentados y su presunta participación en el incendio de un fundo en Valdivia, en 2013, donde murieron dos personas.

2509240h540

 

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X