¿Habitaron los hobbits la Patagonia? Sorprendente coincidencia histórica de fantasía y realidad

Testimonios del siglo XIX así lo dicen. Investigaciones arqueológicas modernas parecen confirmar que existió una misteriosa étnia de seres extraños en Patagonia.

Guía de: Patagonia

hobbits-patagonia-1

Los hobbits nacieron de la imaginación de J.R.R. Tolkien.

“…entre el río Negro y el de Sta. Cruz, por el camino interior que es por donde viajan los indios, hai dos lugares en donde se encuentran bastantes casas de piedras pintadas de varios colores, y las cuales están habitadas por una raza que según la detallan los Patagones tienen mucha semejanza con los orangutanes: dichos sitios [no] están sobre el mismo camino si no así á [hacia] los Andes. Talla pequeña, cuerpo belloso y un palo ó báculo siempre en la mano. Se cubren con un manto corto de cuero de guanaco del mismo modo que los de la tierra del fuego. Los Patagones les llaman Chelep”.

Lo anterior es un fragmento de los dichos de Santos Centurión, sobre descripción de su esposa aborigen, a James Dunne, secretario de la Gobernación de la Colonia en 1845. El testimonio fue recogido por el historiador chileno Mateo Martinic Beros, en su trabajo: “Algo más sobre el misterioso grupo étnico de la Patagonia Central Andina” (2015). Pero hay más referencias a la misteriosa étnia patagónica: “…cuando llamé su atención sobre los sepulcros o montones de piedras que encontramos en todos lados, aún lejos, dentro de los Andes, donde los tehuelches nunca entran, (…) él nos informó que éstas eran tumbas de indios de una tribu diferente a la suya, que no tenían caballos, pero que vivían en las montañas, eran muy feroces y fuertes”. Relato del colonizador galés Llwyd ap Iwan, en 1894, desprendido de una de sus conversaciones con los aborígenes tehuelches.

Una raza de misteriosos y feroces “enanos” patagónicos

También existe una curiosa descripción de la misteriosa étnia realizada por Agustina Quilchamal, hija de un cacique tehuelche y recogido en “De la Trapananda al Aysén” de Mateo Martinic Beros. “Muy feroces y fuertes no tenían caballos y hablaban una lengua diferente”. Gente chiquita, agrega de manera llamativa Agustina Quilchamal, aunque ella los denomina como catchwalt o táchual. En definitiva, tres testimonios distintos que son coincidentes en que habría existido un grupo humano, de características físicas y culturales diferentes de los tehuelches, aónikenks y fuéguidos, habitando en un sector poco o escasamente ocupado por las otras étnias. concluye el historiador Mateo Martinic Beros; “…de cualquier modo poseían un acervo mítico común remontable a un tiempo muy remoto y que daba cuenta de la existencia de un grupo humano diferente en su tipo físico, su lengua y sus costumbres y que habitaba en la región preandina oriental de la Patagonia, distinto por tanto al que caracterizaba al propio de los informantes”.

Hobbits Patagonia

Región en la que habría habitado la etnia y los principales sitios arqueológicos estudiados. “Algo más sobre el misterioso grupo étnico de la patagonia central andina” de Mateo Martinic Beros.

Hobbits Patagonia

Imagen de un Hobbit feroz, película El Hobbit.

Fantasía y realidad

Recordemos que los hobbits, son una raza ficticia de seres antropoformos creados por J.R.R Tolkien, que se hicieron mundialmente conocidos gracias a El Señor de los Anillos. Según los describe el autor, están emparentados con los hombres y se caracterizan por su baja estatura, la abundante vellosidad, orejas algo puntiagudas y una figura normalmente rolliza. Vivían en una región denominada La Comarca, entre valles y montañas. No podemos dejar de hacer notar la similitud entre fantasía y realidad.

Los indicios, conocidos a través de diversos testimonios y sumando los estudios arqueológicos posteriores, permiten considerar que pudo haber existido un poblamiento étnicamente diferenciado de las otras poblaciones en la franja territorial que comprende el sector de transición entre estepa – bosque subandino oriental situado entre las latitudes 44º y 48º S. Los investigadores asumen que la zona fue habitada por una población nómade que utilizaba los aleros rocosos y cuevas a modo de refugio y reunión. Incluso, señalan disponer de suficientes indicios que confirmarían habrían practicado la pintura e inhumaban a sus muertos en túmulos de piedras apiladas. Acotamos nosotros, que la famosa Cueva de las Manos del Río Pinturas está en esa zona.

Hobbits Patagonia

Imagen simpática del Trauco. Plaza de Ancud.

 Misterio sobre misterios

El arqueólogo chileno Luis Felipe Bate, señala que es posible que haya habido algunas comunidades en situación de aislamiento donde la identidad étnica coincidiera con un sistema cerrado, aunque es más probable que pudieran haber mantenido su identidad aún interrelacionándose con otras comunidades. Pero cabe plantearse entonces el misterio del distinto tipo físico de los chelep, con los chonos (fuéguidos) y tehuelches, que también habitan la región. Es interesante mencionar que las descripciones físicas del Trauco, y de otros seres de la mitología regional, se corresponden bastante con las descripciones de los testigos que vieron a los chelep. ¿Será que esa misteriosa raza aún habita en los bosques patagónicos?

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X