Juez condenado por abuso sexual fue sentenciado a vivir en una “casa embrujada”

La casona se levanta a un costado de la ruta y en medio de la desértica planicie patagónica.

Guía de: Patagonia

Vista de la casona a la vera de la ruta provincial 250. Foto Clarín.

Una antigua y abandonada casona en Cubanea, provincia de Río Negro, ha sido designada como lugar de prisión del ex juez penal de Viedma Juan Bernardi. El ex funcionario judicial ha sido condenado por el delito de “promoción de corrupción de menores”, por haber participado de fiestas sexuales con niñas alojadas en institutos de menores dependientes del gobierno provincial. La Justicia local no encontró otro lugar más apropiado para mantener seguro al ex juez. En la actualidad es una dependencia de la Policía Rural que la utiliza como refugio durante sus jornadas de vigilancia de la planicie.

 Los extraños habitantes de Cubanea

La gente del lugar comenta sobre constantes presencias fantasmales en la casona que, afirman, estaría embrujada. De hecho, algunos miembros de la Policía Rural evitan acercarse a la casona durante la noche debido a los ruidos extraños y presencias inexplicables que allí suelen hacerse presentes. Las versiones son coincidentes en que los ruidos y presencias extrañas provienen del segundo piso del edificio casi centenario. Quizás habrá sido casualidad, pero justamente el segundo piso ha sido designado como alojamiento del ex juez Bernardi.

La región es pródiga en apariciones no explicadas de objetos voladores no identificados y sucesos misteriosos como la mutilación de animales atribuidas al “chupacabras”. A través de los años se suceden episodios de animales mutilados con las características de un ataque del mítico y sobrenatural animal.

Una imagen de vaca supuestamente mutilada por el “chupacabra”. Diario de Río Negro.

Buscando un lugar

La elección de ese extraño lugar fue un último recurso debido a que el ex juez no puede ir a una cárcel común. Es que durante su trayectoria condenó a prisión a varios de los reclusos que habitan actualmente las cárceles rionegrinas. Incluso, la intendente y concejales de la localidad de General Conesa, rechazaron que el detenido fuera alojado en la segura cárcel de la ciudad. La condena al funcionario se produjo luego de una investigación originada por una denuncia sobre que un grupo de profesionales y empresarios de Viedma organizaban fiestas privadas en las que mantenían relaciones sexuales con menores en situación de riesgo.

Vista del edificio policial y ruta. Foto Diario de Río Negro.

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X