La Patagonia podría perder gran parte de sus glaciares por el calentamiento global

Un ejemplo es el riesgo que enfrenta el conocido glaciar Perito Moreno.

Guía de: Patagonia

Captura de pantalla de 2019-05-02 09-18-09

Según el reciente informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), organización de científicos que asesora sobre temas de medio ambiente a las Naciones Unidas, 21 de los 46 glaciares en la lista de la UNESCO podrían desaparecer para el año 2100 debido a las emisiones de gases de efecto invernadero. En ese contexto, estiman que el famoso glaciar Perito Moreno podría perder hasta un 60% de su volumen actual.

Patagonia quedará afectada

La lista mundial de glaciares en riesgo incluye a los situados en el Parque Nacional Los Glaciares, en Argentina, limitando con áreas protegidas de Chile. Según expresó en el comunicado el director del Programa de la UICN, Peter Shadie, “La pérdida de estos icónicos glaciares sería una tragedia y podría tener graves consecuencias en cuanto a disponibilidad de recursos acuáticos, subida de los niveles de los mares y otros patrones climáticos”.

Por su parte, Jean-Baptiste Bosson, autor del estudio, comentó que aún queda alguna posibilidad para preservarlos, necesitando para ello una urgente reducción de la emisión de gases de efecto invernadero: “Sólo así se evitarán daños irreversibles que podrían tener graves consecuencias naturales, sociales, económicas y migratorias”. Podría estimarse -considerando que las principales naciones del mundo aún no se han puesto de acuerdo en la calidad y cantidad de esa reducción- que si depende de ese acuerdo la posibilidad de conservar y preservar las actuales masas glaciares patagónicas, el riesgo de pérdida es casi seguro.

003

Mapa de la región sur patagónica, con la situación del Parque Nacional Los Glaciares (agrisado) y la cercanía del territorio chileno. Mapa de Parques Nacionales.

 

Consecuencias económicas y sociales negativas

Represas Patagonia, que es el consorcio de empresas que desarrolla el proyecto de represas sobre el río Santa Cruz, Cóndor Cliff – La Barrancosa, afirma que “todas sus actividades (se realizan) a partir del respeto al ambiente, la biodiversidad y el resguardo de los recursos naturales. La producción de electricidad a partir del aprovechamiento hidroeléctrico del río Santa Cruz implica la generación de energía limpia, no contaminante y renovable para el país. “Las actividades previstas para la construcción y operación de las centrales hidroeléctricas se sustentan en un enfoque preventivo que tiene por finalidad la prevención de riesgos y la responsabilidad ética hacia el medio ambiente”, aseguran.

Distintos expertos y estudiosos de los problemas ambientales regionales han alertado sobre la inconveniencia del proyecto hidroeléctrico sobre el río Santa Cruz.  En el Informe Ambiental 2016 de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, FARN, se señala que tal proyecto podría afectar al glaciar Perito Moreno el hecho de que la cota del Lago Argentino ya no dependa de cambios de altura que se producen naturalmente sino de la demanda energética del país. El Doctor en Ciencias Geológicas e Investigador principal del CONICET, Juan Pablo Milana, puntualizó sobre los efectos e impactos negativos de la construcción de las represas también podrían ser irreversibles respecto de los glaciares: “En efecto, se aprecia que la construcción de este complejo hidroeléctrico podría constituir un potencial riesgo a la preservación de los glaciares en la cuenca del Lago Argentino, por la alteración de su ciclo natural”.

Captura de pantalla de 2019-05-02 10-16-13

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X