La violencia en la Araucanía llegó a Argentina: Incendios, amenazas y toma de tierras

Grupos de encapuchados ejercen violencia contra pobladores de Villa Mascardi y Bariloche.

Guía de: Patagonia

Bariloche macha anti mapuche

Foto: Diario de Río Negro.

Los pobladores de Villa Mascardi intentaron realizar una protesta pacífica en contra de la usurpación de tierras, violencia e incendios de propiedades por parte de grupos violentos pro – mapuches. Sin embargo, la ministra de Seguridad ordenó que les impidieran avanzar y los denunció ante la Justicia por una posible comisión de delitos.

El reino del revés

El Ministerio de Seguridad de la Nación, presentó el pasado viernes, una denuncia penal contra los organizadores de una marcha pacífica que se realizaría al día siguiente desde Villa Mascardi. La denuncia presentada ante la Justicia Federal de Bariloche, fue por “la posible comisión de delitos” en la que podrían llegar a incurrir los organizadores de la manifestación denominada “en defensa de los vecinos de Villa Mascardi”, ante los reiterados hechos de violencia que se repiten en la zona.

Selección_010

El sábado, al avanzar la caravana compuesta por unos 300 vecinos en sus vehículos, fue interceptada por las Fuerzas de Seguridad en la ruta y no les dejaron avanzar. Se afirma que en ningún caso hubo expresiones violentas por parte de los manifestantes, además de ser todos conocidos vecinos de la pequeña localidad turística.

Ante la actitud de bloqueo de las FF.SS. las personas se ofuscaron descendiendo de sus vehículos expresando: “Déjennos pasar. ¡A esta gente la detenemos o los sacamos a las piñas!”. Varias personas espetaron a los agentes al grito de: “¡Defensores de mapuches!”.

Se conoció que la denuncia de la ministra se basa en que: “…las declaraciones realizadas en la convocatoria por los autodenominados ‘vecinos de Mascardi’, invitan a la participación contemplando el uso de armas caseras y/u objetos de diversa índole que puedan ser utilizadas como tal, con intenciones de generar y producir hechos de violencia”. Los vecinos afirman que esa convocatoria violenta fue promovida por los intrusos que pretendían interceptar la manifestación.

Al mismo tiempo, desde las tiendas de los ocupantes ilegales, se pronunciaba una clara amenaza mediante un comunicado: “Hacemos un amplio llamado a toda la Nación Mapuche a acompañar y defender de la manera que consideren pertinente el territorio, dejando en claro que no habrá ninguna ofensa sin respuestas”. La ministra aún no se expresó sobre ese comunicado.

La exministra de Seguridad Patricia Bullrich, expresó su sorpresa y desagrado por la decisión de la actual ministra:

Selección_009

Violentos e incendiarios

Los pobladores de Villa Mascardi denuncian ante los medios de comunicación que el gobierno nacional no ha demostrado la resolución debida ante los reiterados ataques a la propiedad privada y ocupación de sectores del Parque Nacional Nahuel Huapí, apedreamientos, cortes de ruta con exigencias de dinero, incendios de propiedades y un permanente hostigamiento por parte de personas encapuchadas que se desenvuelven en la zona con absoluta impunidad.

Han realizado varias denuncias ante el Ministerio Público Fiscal, las cuales se acumulan sin resolución. Son causas judiciales por vandalismo y amenazas. Explican que la situación de violencia se incrementó cuando un autodefinido lof mapuche Lafken Winkul Mapu se asentó en el lugar reclamando titularidad de tierras.

Una situación complicada

El senador y exgobernador, Alberto Weretilneck, denuncio la presencia de elementos infiltrados entre los grupos pro mapuches, provenientes de organizaciones de Buenos Aires y que utilizan armas: “Es la validación de una política que significa que en la  Argentina de hoy el Estado te reconoce más por violar la Constitución y las leyes que por cumplirlas” expresó.

En un posterior comunicado, el senador Weretilneck definió la situación: “Este conflicto tiene su inspiración y modelo en el conflicto que se da en la Araucanía Chilena, de enorme gravedad en todos los aspectos, con pérdidas de vidas, violencia y alto costo económico. Aquí roban, destrozan, queman, amenazan y lesionan a la gente de la Villa Mascardi y a quienes transitan por la Ruta Nacional 40. Poseen armas de fuego largas y cortas, y las han usado en varios de los actos delictivos cometidos, además de armas blancas, boleadoras, gomeras y palos.

Al mismo tiempo que el representante se expresaba de esa manera la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, denunciaba a los organizadores de la marcha por “instigación a cometer delitos, apología del crimen y asociación ilícita”, algo inexplicable para los pobladores de Villa Mascardi, que afirman que son ellos quienes demuestran y denuncian los delitos de usurpación y atentados.

La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, por su parte, afirmó ante el Diario de Río Negro, que ha requerido la intervención del Estado Nacional, pero no ha tenido respuestas. Además, afirma que pidió al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), que haga un “pronunciamiento de otra manera” y sepa diferenciar a las comunidades mapuches pacíficas de “un grupo de inadaptados violentos”. Recibiendo por respuesta de la titular del INAI, Magdalena Odarda: El “INAI no acusa, no procesa, ni juzga”.

En referencia al tema, Luis Di Giácomo, diputado nacional por Río Negro, expresó a El Cordillerano: “Las tierras son del Estado Nacional (Parques Nacionales en un caso y el INTA en otro), no hay conflicto entre “huincas” y comunidades originarias. El grupo que ocupa Mascardi no es una comunidad originaria con historia como tal, sino que se agruparon jóvenes y no tan jóvenes de un barrio de Bariloche detrás de la figura de Jones Huala y actuaron desde el inicio con una matriz de violencia aun en contra de su propia gente”.

En otro pasaje de la entrevista agregó: “Los más perjudicados son los vecinos de Villa Mascardi, entre ellos, una comunidad mapuche real afincada en la zona, que desarrolla actividades culturales y de turismo rural con difusión y defensa de sus genuinas tradiciones, que vive amedrentada por este grupito de vándalos. Acá no hay defensa de propietarios ricos, hay defensa de vecinos trabajadores que conviven en un ambiente que hasta hace poco se desarrollaba en paz, con explotación de campings que no son justamente para los poderosos”.

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios