Las erupciones del volcán Lanín: La historia del amenazante macizo

Se presume que tiene una antigüedad de unos 207.000 años, y ha pasado por varios períodos que confluyen hasta su situación actual.

Guía de: Patagonia

Científicos del Grupo de Estudio y Seguimiento de Volcanes Activos Foto: Gentileza Alberto Caselli

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) de Chile, confirmó durante la tarde del 15 de febrero la elevación a alerta amarilla para el volcán Lanín, luego de constatar una sucesión simultánea de eventos sísmicos y tremor espasmódico, tal como se denomina a la sismicidad asociada a movimientos de fluidos al interior del volcán.

El registro de 59 sismos en 45 minutos disparó la alerta aunque el conjunto de microsismos fue de poca intensidad y no perceptible por la comunidad.  “La actividad sísmica continúa con el mismo patrón de ocurrencia -señaló en un comunicado- En el escenario actual es posible que ocurra una evolución en el proceso, lo que puede generar una desestabilización del sistema volcánico”, culmina luego situando el epicentro:  “la actividad fue de baja magnitud y se registró a una profundidad de 2 a 4 kilómetros al sudoeste del volcán”. Cabe agregar que en las 24 horas posteriores no se produjeron novedades.

Bajo el volcán

No se sabe con precisión cuando fue la última erupción del Pillañzegüñ, su nombre aborigen. Los testimonios de indígenas y conquistadores no señalan episodios de magnitud o al menos recordables. Tampoco existen erupciones documentadas históricamente, salvo una información sobre una erupción que habría ocurrido en 1906, pero se carece de datos confiables. De todas maneras se ha determinado la presencia de emisiones relativamente recientes en tiempos geológicos aunque sin poder precisar fechas concretas.

La estimación de episodios eruptivos se presume a partir del estudio geológico del entorno del volcán. “… la actividad volcánica más moderna registrada en la vertiente oriental del Lanín son flujos piroclásticos, lahares y conos adventicios. De esta manera se revela una actividad que describe un pasado reciente más convulsionado que lo pensado previamente”, según explicitan Lucas M. Fennell, Miguel E. Ramos y Andrés Folguera, en la Revista de la Asociación Geológica Argentina, artículo “Evolución sin y Postglaciaria de la Vertiente Oriental del Volcán Lanín, provincia de Neuquén”.

Según pasan los años

De acuerdo al trabajo “El volcán Lanín”, de Corina Risso (Departamento de Ciencias Geológicas de la UBA) y Luis Lara (Sernageomin de Chile), la historia geológica del Lanín podría dividirse en varias etapas sucesivas: la primera formada por un edificio volcánico antiguo posiblemente construido hace unos 207.000 años. la segunda representada por el estratovolcán moderno cuya edificación se habría iniciado en el período Pleistoceno Superior tardío – glacial (entre los 35.000 y 14.000 años) y una tercera constituida por una importante etapa erosiva cuyas lavas postglaciales constituyen el núcleo del edificio moderno (posiblemente de unos 9.800 años). Deben sumarse numerosas coladas lávicas y escasos depósitos piroclásticos que se pudieron haber producido en los últimos seis siglos.

Fuente: Artículo de Lucas Fennell, Miguel Ramos y Andrés Folguera. Revista Geológica Argentina.

Cuando pase el temblor

Al Lanín se le considera un volcán activo y potencialmente peligroso debido a su actividad holocena reciente. Su peligrosidad estaría relacionada con la posible formación de lahares y caída de cenizas y rocas. Los lahares son flujos que acompañan a una erupción volcánica conteniendo fragmentos de roca volcánica que se mueve pendiente abajo e incorporando agua proveniente del derretimiento de nieve y glaciares transformándose en flujos de barro y piedras. El estilo eruptivo del volcán Lanín no favorece episodios explosivos que pudieran resultar en grandes acumulaciones de material piroclástico. Sin embargo, erupciones de moderada magnitud con columnas eruptivas de <10 km de altura, podrían afectar las áreas situadas en los cuadrantes orientales”. Fuente: “El volcán Lanín”, Corina Risso – Luis Lara.

La imagen muestra depósitos de lahares que desde las faldas del volcán descendieron hacia el lago Tromen. La ausencia de vegetación sobre la superficie de los depósitos señala su carácter reciente. Fuente “El volcán Lanín” Corina Risso – Luis Lara.

Imagen de los daños que puede ocasionar un lahar en áreas pobladas.

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X