Patagón de 64 años ganó Campeonato Argentino de Fisicoculturismo: Estos son sus secretos para lograr resultados

Darío Loncón, con 64 años de edad, se consagró campeón en la categoría mayores de 50 años. Conozca su historia.

Guía de: Patagonia

Captura de pantalla de 2019-09-04 19-18-16

Foto: Marcelo Martínez.

Darío Loncón, de 64 años de edad, vive en Bariloche. Acaba de ganar el Campeonato Argentino de Fisicocultismo 2019. Para ello mantiene una rutina muy saludable; come sano, entrena 3 horas por día y levanta pesas. Cada día, a las 6 de la mañana, desayuna con mate y un suplemento de vitaminas. Luego, parte hacia el gimnasio donde realiza las rutinas de entrenamiento. Todos los días, excepto los sábados, hace una hora y media de pesas a la mañana, entre las 8 y las 9,30, y una hora y media de aeróbico por la tarde, después de las 15.  Cuenta que suele hacer no menos de 8 repeticiones levantando un peso de 120 kilos. Cuando se siente cansado, o débil, solo atina a levantar 110 kilos por repetición.

El periodista Claudio Andrade conversó con Darío Loncón, quien afirmó que lograr su estado es 40% gimnasio y 60% alimentación. En 2005 salió segundo en la categoría mayores de 50 años en el Campeonato Sudamericano realizado en Curitiba, Brasil. El mismo año ganó el Campeonato Argentino en Mendoza, en la misma categoría, y en 2006 ganó el Campeonato Nacional también en más de 50 años “voy seguir trabajando los músculos y a los 70 puedo estar mejor”,  comenta con una sonrisa.

Se inició en el fisiculturismo recién a los 44 años: “Siempre me gustó el deporte. Cuando chico hice boxeo, tuve 7 peleas y gané 6. En la séptima me quebré la mano y me retiré”, recuerda. “El secreto está en cuidarse, en trabajar mucho, pero no usar químicos que después te pasan factura y te hacen mal. Yo compito a los 64 pero hay gente que no llega, se queda antes por haber abusado de esas cosas”, afirma desde su experiencia.

El próximo fin de semana competirá en el Sudamericano de la especialidad que se llevará a cabo en Buenos Aires.

Captura de pantalla de 2019-09-04 19-53-45

Foto: LV16. Marcelo Martínez.

Mucho más que un apasionado del deporte

Reveló que hace cuatro años había abandonado la actividad, y que su regreso al gimnasio en 2019 fue por un mal de amores. “Tuve una relación con una persona que era muy celosa y yo por amor dejé este deporte, ¡dejé de ir al gimnasio!. Cuando terminamos, en lugar de tirarme a la bebida como podrían hacer algunos, me metí de nuevo a entrenar”.

Es contratista en la construcción, tiene un comercio en el shopping de Bariloche junto a sus hijos, y está planeando abrir un negocio dedicado a las mascotas. Su familia la componen sus dos hijos y dos nietos. Cuenta que su vida siempre fue de esfuerzo: “A los 8 años salí a trabajar para ayudar a mi madre. Éramos 4 hermanos y yo era el mayor. Lustraba zapatos, hacía de todo. A los 14 me metí de ayudante de albañil. A los 23 tenía 20 personas a mi cargo. Ahí compré mi primer taxi. Llegué a tener 8 ahora tengo 3, pero hoy sumando los taxis de toda la familia tenemos 35, los Loncón somos sinónimo de taxis”.

Captura de pantalla de 2019-09-04 19-58-46

Foto: Marcelo Martínez.

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios