Inicio » Protección Animal » Equipo

Nueva Ordenanza de Santiago: Compromiso real por la protección animal

La ordenanza permite la alimentación de animales en la vía pública y sanciona expresamente el abandono.

La nueva ordenanza sobre Protección y Tenencia Responsable de  Mascotas y Animales de Compañía de la I.  Municipalidad  de Santiago marca un hito en la historia del movimiento animalista en Chile, toda vez que el texto legal recoge varias propuestas que por años los defensores de los animales han perseguido.

Adelantándose al proyecto de Ley que desde 2009 se tramita en el Congreso Nacional y buscando subsanar algunos “olvidos” de la Ley de Protección Animal, la ordenanza permite la alimentación de animales en la vía pública y sanciona  expresamente el abandono de animales.

Ordenanza Perros

Foto: MAC

Este perro por años ha deambulado en el centro cívico de Santiago. Es parte de su paisaje y sus guardianes ("tenedores") cumplen desde hace tiempo con la regulación que impone la nueva ordenanza: alimentar sin ensuciar.

Para las autoridades de Santiago, a diferencia de buena parte de las del resto de los municipios del  país, alimentar animales abandonados no es un delito y, por el contrario, es una acción que permite individualizar y tratar a los perros y gatos que  deambulan por la comuna y reconocer la labor de quienes les proveen de alimento. Estas personas, que son descritas como “tenedores” en la norma, seguirán accediendo a los programas de vacunación y esterilización que desarrolla el municipio.

Los tenedores, así como cualquier alma caritativa que ceda ante las gracias de los canes que transitan por Santiago y quieran alimentarlos, deberán hacerlo sin dejar deshechos y, como es obvio, recoger las deposiciones que estos puedan dejar al momento de darles de comer.

Respecto del abandono, el texto promueve la acción de los vecinos para denunciar actos de maltrato describiendo varias situaciones entre las que se encuentran el llevarlos corriendo atados a un automóvil, dejarlos encerrados sin supervisión en un vehículo y causarles la muerte.

La nueva Ordenanza de Santiago, tal y como lo describió la alcaldesa Carolina Tohá en la ceremonia de presentación, sigue el camino que comenzó a construir Raúl Alcaíno cuando declaró a la comuna como no eutanásica, proponiendo un nuevo trato hacia las mascotas e invitando a otros municipios a seguir su ejemplo.

Más sobre Protección Animal

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X