Inicio » Rock »

¿Cuáles son las mayores estrellas del rock?

Es imposible ponerse de acuerdo, porque son demasiados los grandes músicos. Pero en unos pocos nombres puede resumirse lo mejor de un género.

Guía de: Rock

El rock cambió el mundo. ¿Lo hizo realmente? Habría que revisar cuáles fueron sus cambios importantes y cuáles los secundarios. Pero algo es seguro: la música de guitarras atronadoras dejó un panteón de nuevos dioses. Dioses modernos de pelo largo, talento de toda índole y chicas (y chicos) alrededor.

El primero fue Elvis

estrellas-rock-1

El rey popularizó el sonido, sacó a la música de las iglesias e hizo que las jovencitas ardieran con sus pasos endemoniados. Sin confrontar directamente con el sistema, cuesta poco imaginar la cara de las ancianas de los 50s, al ver las minifaldas encendidas que portaban sus nietas para bailar rock and roll.

Nacía la juventud como edad en sí (alguna vez, el argentino Charly García dijo que, hasta el rock, los jóvenes eran adultos en pantalones cortos). El mundo había cambiado.

 

Lennon, o simplemente John

estrellas-rock-2

El fundador y líder de los Beatles caracterizó al prototipo de los primeros 60s: simpático, apuesto, tontolón. Pero con los años algo ocurrió: se dejó el pelo largo, barba de meses, desafió la fama de Jesucristo, comenzó a experimentar con drogas y, lo peor de todo, habló de paz entre los hombres. Eso último resultó imperdonable.

“Los Beatles están muy raros, ¿no?” preguntó la propia Reina al presidente de la EMI. Las cosas empeorarían para los políticos de las potencias mundiales. Lennon solista se radicalizaría en sus reclamos, imaginaría un mundo “sin posesiones” (“prácticamente el manifiesto comunista, pero endulzado para conservadores”, en sus propias palabras) y pasaría a engrosar las listas de los investigados por el FBI.

Genio absoluto e imán para los medios, fue uno de los grandes confrontadores con el sistema capitalista, que en aquel entonces no estaba tan establecido como lo está hoy. Treinta y cinco años después de su muerte, son muchos los que desconfían de que haya sido “un loquito” quien lo asesinara, justo cuando regresaba al ruedo, en plena Revolución Conservadora de Margaret Thatcher.

 

Jagger y sus majestades satánicas

estrellas-rock-3

Si los Beatles fueron (en sus comienzos) los chicos buenos, los Rolling Stones siempre fueron los malos. Su líder, un jovencísimo Mick Jagger, era el tímido de la clase en sus épocas de estudio. Pero el rock lo cambiaría a él… y él al rock.

Letrista salvaje a menudo subvalorado, Jagger no se alistó partidariamente en causas políticas, pero a través de sus líricas cooperó en generar ese espíritu contestatario, irreverente y defensor de minorías que encarna el rock. Todavía las visitas de los Stones (y se viene una nueva para el 2016) terminan en voraces enfrentamientos entre fans y policías. Arriba del escenario, su carisma y grave voz sin vuelo técnico lo convirtieron en el prototipo del rocker. La pareja que conformó con el desaliñado Keith Richard es una de las más emblemáticas del Siglo XX.

 

Roger Waters, el lado oscuro del rock

estrellas-rock-4

Como nombre para el ciudadano común: ¿Waters está por debajo de Jagger y Lennon? Puede ser. Pero eso se resuelve fácil: Waters compuso, junto a Gilmour, “The Wall” y “The dark side of the moon”.

El bajista de Pink Floyd es, tal vez, la contratara perfecta del Jagger, Richards y hasta el mismísmo Lennon. Siempre conservó una imagen más seria (no siempre coincidente con la realidad) que la de sus colegas de los 70s. Distanciado de Floyd en 1985, Roger Waters reunió 300.000 personas en Berlín, en 1990, uno de los shows más convocantes de la historia. Y su gira The Wall Live conmovió al planeta entero y marcó un record mundial: sus nueve presentaciones y 400.000 personas en River Plate, Buenos Aires, se convirtieron en la serie más convocante en la misma ciudad para un espectáculo de rock.

 

Sencillamente, Freddy Mercury

estrellas-rock-5

Queen continúa tocando por estos días, pero a poca gente le interesa. Más allá de la excelencia de Brian May en la guitarra, Queen “era” Freddy Mercury. El barítono que cantaba en registro tenor se convirtió en la figura más emblemática de lo que se llama “frontman”. Reunía todos los requisitos: genial compositor, cantante virtuoso y carisma ineludible arriba del escenario.

Del mismo modo que ocurrió con Lennon, su leyenda se agigantó con su temprana muerte. Sin haber sido ultimado de modo trágico, su deceso debido al VIH (por aquel entonces conocido como SIDA) suena extraña veintipico años después, cuando la enfermedad no es sinónimo de muerte.

Freddy fue homosexual en tiempos retrógrados, músico impecable y creador de himnos imperecederos, como “Bohemian Rhapsody”, “Somebody to love”, “We are the champions”, y la balada por excelencia, “Love of my life”. El concierto en su homenaje reunió en Wembley a las grandes figuras, de todas generaciones, y es considerado uno de los grandes hitos del rock. En su afán para encontrar al máximo Dios del rock and roll, una encuesta realizada por “The Sun” lo ubicó en el primer puesto.

 

Guns and Axl Roses

estrellas-rock-6

GN´R fue la última banda que accedió al trono, vacante tras la disolución de Queen. El propio Axl, músico de otra generación, sacudió al planeta entero al rockear durante “Bohemian Rhapsody” junto a Elton John, en el Wembley extasiado y conmovido que despedía a Freddy.

Los Guns fueron la evolución perfecta de los Rolling Stones, combinado el rock clásico con el hard. Chicos malos por donde se los mirase, el guitarrista Slash metía miedo a la sombra de su sombrero y Axl corrompía a las chicas. Sus giras convocaron todos los escándalos posibles, pero GN´R brillaba también por su capacidad musical, una banda que sonaba de los mil demonios.

La fama y el dinero terminaron por enfrentar al grupo. Tras años y años de demora, Axl publicó el demoradísimo “Chinese Democracy” en 2008. El álbum era sencillamente genial, pero las cosas habían cambiado: Slash ya no formaba parte de la banda, Axl ya no era un joven sexy (o sexual) para las chicas y, sobre todo, el rock ya no era el portavoz de la juventud. El mundo había vuelto a cambiar.

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X