Inicio » Rock »

La historia de la canción inconclusa de Freddie Mercury: No pudo terminar de grabarla

El genial músico grabó varias pistas a seis muerte de morir; la mítica canción fue finalizada por Brian May, años después

Guía de: Rock

freddie_mercury_beca_acm-678x360

“No me siento muy bien, ¿puedo dejarla para otro día?”. Esas fueron las penúltimas palabras que Freddie Mercury pronunció en un estudio. Las últimas fueron una promesa incumplida: “La terminaré cuando regrese, la próxima vez”.

Aquella tarde del 16 de mayo en la que Queen se reunió a grabar una de las últimas composiciones de Freddie, nadie podía saber que era la última vez del cantante en un estudio. El pronóstico era sombrío, pero nadie imaginó que finalmente la enfermedad vencería a uno de los genios de la música varios meses antes de cobrárselo definitivamente. Freddie grabó sus últimas estrofas seis meses antes de morir. En todo ese tiempo no quiso ir más al estudio. Le faltaban fuerzas y ánimo. Enfermedad maldita…

Te interesará: ¿Puedo haber sido Queen la mayor banda de rock de la historia?

Las sesiones de lo que terminaría siendo el último disco de la banda, publicado recién cuatro años después de fallecido el cantante, se interrumpieron y pusieron punto final a mucho más que la carrera artística de Freddie. Pusieron, por ejemplo, un final también para la carrera de John Deacon. El bajista regresó a un estudio solo para una canción homenaje en 1997 y tampoco quiso más. La tristeza por la ida de Freddie fue demasiado para él.

_92647134_gettyimages-75446589

Habladurías sobre “Mother love” eran lo que sobraban. En 1995 HBO promocionó el documental y adelantó aquella canción sobre la que tanto se había hablado y escrito, pero nadie había escuchado. Cuando se anunció que el tema vendría acompañado no solo por un documental sino por todo un LP entero, los fans se alegraron. Era una alegría agridulce.

La canción adelantaba a la perfección el tono otoñal del álbum. Nada de la furia de los mayores rocanroles de Queen, pero sí mucha melancolía y, para tranquilidad de todos, mucho de paz, esa paz que tanto le costó encontrar a Freddie en vida.

“Mother Love” fue la última grabación del artista, pero no la última composición. “A winter tale” fue la despedida de Freddie de la composición. Otro bellísimo tema de nostalgia y tonos amarillos. Como todo el disco, una exquisitez de las que no abundan en la música.

Mira también: El misterio más oscuro sobre Freddie Mercury; este es el enigma jamás resuelto

“Mother Love” tiene varias curiosidades. Freddie solía grabar la música primero y recién después ponía su voz a la canción que fuere. En esta oportunidad fue él quien insistió en grabar antes, como si supiera que cada hora de esfuerzo contaba; la banda tomó este dato como muestra de que Freddie quería que el tema fuera alguna vez publicado. Otra: las sesiones se reducían a una, dos horas, lejísimos de las míticas maratónicas de días y días acostumbradas por los músicos de rock. Y otra más: sobre el final se escucha un extracto de “Going back”, una canción de Carola King que fue una de las primeras grabaciones del genio.

Y por supuesto, la propia versión guarda en sí mismo la gran cualidad: Freddie canta todo el tema, salvo la última estrofa. Quedó sin grabar tras su promesa. No regresó al estudio. Brian la grabó años después. Cuando Freddie ya era una leyenda y Queen, tal vez, la banda más grande de todos los tiempos.

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X