Inicio » Ser Padre » Equipo

¿Cómo elegir un buen pañal para tu bebé? Recomendaciones de un papá

Para elegir un buen pañal hay que fijarse en más cosas que el precio y la marca.

En las relaciones de hoy, la participación del padre en la formación y cuidado de los hijos es mucho más protagónica. Depende de cada pareja, quién asume qué tarea, pero sí –como papás- debemos estar preparados para no cometer errores básicos, como la compra de los pañales correctos.

He conversado con muchos hombres, y a esta altura ya parece ser un clásico, que en mitad del partido de tu equipo favorito al bebé se le acaban los pañales. Con la resignación pertinente y el apuro del momento, salen en busca de ese pañal que reúna las características ideales: absorbente, suave, flexible y barato.

Lo primero que debes saber para elegir el pañal adecuado para tu bebé es conocer su talla. Debe ser de acuerdo a su peso y usualmente te puedes guiar con lo que se indica en el paquete. Cuando el peso de tu hijo(a) se esté acercando al límite recomendado para esa talla, es mejor que compres el siguiente tamaño, ya que esto asegurará que el pañal absorba y rinda mejor.

buen pañal bebé

Foto: Internet

Es muy importanteque los pañales sean cómodos para tu bebé, pueden resultar bastante irritantes y hacerlos llorar. Si el pañal no absorbe mucho o si tu bebé necesita demasiados cambios en el día, no sólo vas a perder tiempo, también tu dinero.

¿Pero cómo saber si un pañal es bueno?

Existen muchos tipos diferentes, sin embargo hay algunas características de un pañal de calidad que son indispensables:

Absorbente: En los primeros meses de vida, los desechos suelen ser muy líquidos y se necesita un pañal que tenga algún tipo de gel absorbente. También es necesario que tenga un elástico muy suave pero resistente en las piernas, porque el bebé pasará la mayor parte del tiempo acostado o durmiendo y hay mayor riesgo de que los desechos se salgan por los lados. Además, entre más rápido absorba los líquidos, la piel del bebé tenderá a irritarse menos.

Suave: Para un recién nacido, un pañal que siente muy plástico podría ser irritante, así que es mejor que al principio tengas eso en cuenta. También, fíjate que no lastime el ombligo del bebé porque esa zona es delicada y está en proceso de curación en los primeros días de vida. Los bebés más grandes también tienen la piel sensible, así que la suavidad ayuda a que no se irrite.

Flexible: Conforme tu bebé va creciendo, la absorbencia del pañal todavía va a tener un lugar importante, pero ahora también vas a tener que fijarte en cómo responde el pañal a los movimientos de tu bebé.  Es bueno que el pañal se ajuste de una manera cómoda al cuerpo de tu guagua. Hay modelos muy anatómicos con cintura ajustable mediante sistemas de adhesivos. Que la cintura sea elástica es algo que entrega mayor libertad de movimientos, por lo que también se debe considerar.

En definitiva, para elegir un buen pañal hay que fijarse en más cosas que el precio y la marca, pues un buen pañal asegura la correcta higiene del bebé, su comodidad y el cuidado de su piel. Y ten siempre una reserva extra escondida, para que puedas terminar de ver el partido tranquilo.

Más sobre Ser Padre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X