Inicio » Ser Padre » Equipo

Los 10 errores de la moda que un padre nunca debe cometer

Hoy estamos para hablar de todos aquellos errores que nuestros papás nos dejaron como enseñanza que jamás había que cometer a la hora de abrir el closet.

Para muchos la moda no tiene relevancia. Llevar un corte fashion, vestirse de colores fluor, usar pitillos, combinar a la perfección las rayas, cuadrados sencillamente no es tema.

Uno de los círculos más criticados, capaces de sacarle ronchas y ponerle los pocos pelos canosos de punta a Giorgio Armani, son nuestros padres. Verdaderos impulsores de la antimoda, sus combinaciones o tallaje no siempre lucen en sus obligados paseos al mall. Aunque a decir verdad, los padres de hoy en día, se han alejado de esta negativa y han comenzado a preocuparse bastante más por lucir mejor cuando salen con sus hijos a los parques el fin de semana.

errores moda padres

Foto: Internet

Pero hoy estamos para hablar de todos aquellos errores que nuestros papás nos dejaron como enseñanza que jamás había que cometer a la hora de abrir el closet. Y para ser más certeros lo consultamos con un grupo de mujeres oficinistas, las que entregaron el siguiente listado sobre “Los 10 errores de la moda que un padre nunca debe cometer”:

10.- Jeans con calce muy ancho: Parece ser uno de los errores más comunes en padres de sesenta hacia arriba, pero a la vez uno de los más perdonables. Desconocemos si el calce ancho es sinónimo de adultez, pero llegado a cierta edad el hombre parece acercarse a la vitrina y elegir un pantalón con un par de tallas más para esconder la panza o las patas de pollo.

9.- Polera amarilla con cuello piqué: Es un verdadero clásico del mal gusto. Sólo a los que aparecen en los comerciales de Polo Ralph Lauren parecen quedarle bien, pero como nuestros padres sueles lucir una “trabajada ponchera” se alejan de las posibilidades de verse realmente como los del comercial.

8.- Lentes de cuneta: Sencillamente no es opción ¿Por qué? Porque estos accesorios agregan un sutil toque delictual al padre que luce orgulloso los lentes que compró en la feria artesanal.

7.- Calcetín blanco pantalón oscuro: Un verdadero homenaje a Michael Jackson. Padres adultos y también jóvenes salen rumbo a sus oficinas con esta musical combinación. Pero son rápidamente delatados por los peldaños de las escaleras.Como diría Michael:Auuuuuuuuuuuu jiji !!!

6.- Talla S, cuando es L: Muchos papás se niegan a renunciar a sus años mozos, y creen fielmente que su cuerpo sigue representando aquellos años en que podían lucir un polera apegada al cuerpo. Sin embargo, hoy con dos tallas más su anatomía parece ser víctima de una boa constrictor, dejando al descubierto un coqueto par de “pechugas” que cobran protagonismo ante cualquier movimiento brusco o vibración.

5.- Slip: ¡Gracias a Dios llegaron los bóxers!Creo que no hay un recuerdo más horroroso en la memoria de cualquier hijo, que ver a su padre paseándose por la casa en slip. Con esta prenda, da lo mismo el físico, no se salva nadie. Incómodo, femenino y poco estético, hay que estar como Rafael Nadal acomodándose y asegurando que todo esté en su lugar cada dos minutos, sino se corre el riesgo de terminar el día con un lindo colaless.

4.- Camisa de oficina amarilla: Protagónica en la oficina de la década del sesenta, sigue circulando por las calles de mayor tráfico de oficinistas de nuestro país. Es imposible entender cómo un padre puede elegir esa camisa en la mañana, plancharla y escoger una corbata para combinar. ¡Da lo mismo! Por sí, esa camisa tiene un look terrible, tela de cebolla y ninguna corbata tiene la capacidad de arreglar si quiera un poco esa aberración. Lo peor es que hay algunas que son manga corta.

3.- Zapato de vestir en la playa: Definitivamente merece estar en el Top Ten. En época estival suelen aparecer estos osados padres que desafían la moda entremedio de bikinis, tangas y cualquier tipo de traje de baño masculino, pisando la suave arena con unos lindos zapatos de oficina, calcetines de oficina y traje de baño, luciendo con estilo – o desluciendo más bien – unas piernas que durante años han extrañado la luz del sol.

2.- Botas de vaquero: Este zapato sólo debería estar disponible en México y con arraigo nacional. Son muchos los padres seguidores de John Wayne que creen tener el look de cowboy suficiente como para usar este puntudo calzado con diseños y flecos del lejano oeste, pero terminan luciendo como un Charro de Lumaco vestido de civil.

1.- Chalas franciscanas con calcetín blanco: Fue categórico. La elección del número uno, no tuvo discusión, las chalas franciscanas de nuestros papás de por sí ya son feas, pero cuando le suman el calcetín deportivo blanco, hacen que realmente Gianni Versace sufra de espasmos en su tumba. Si sientes que algún otro horror en cuanto a moda quedó fuera, compártelo en #PapásMinos.

Más sobre Ser Padre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X