Inicio » Solteras » Equipo

Sexo en el trabajo: ¿Es una buena idea aventurarse con alguien en la oficina?

Las relaciones sexuales intralaborales existen, son fuente de fantasía y excitación, pero no están exentas de problemas serios.
Sexo en la oficina. Flickr. Pimkie

Sexo en la oficina. Flickr. Pimkie

Un universo en sí mismo, con leyes, vida social, jerarquías, órdenes preestablecidos, problemas, recompensas, proyectos… tantas vivencias se comparten en el ámbito laboral, que la sexualidad no puede mantenerse al margen, es uno de los rasgos del ser humano. Las relaciones sexuales intralaborales existen, son fuente de fantasía y excitación, pero no están exentas de problemas serios.

Sexo casual

Compartir muchas horas en el mismo ámbito laboral puede derivar fácilmente en que aparezca una atracción sexual o amorosa con un compañero de trabajo. Las fantasías al respecto son normales, ese hombre del ascensor, el muchacho del archivo, el doctor de guardia… Mientras las fantasías se mantengan dentro de la intimidad del repertorio privado de cada una, estamos bien, ahora… ¿qué pasa cuando el flirteo o la fantasía se convierten en una explosión de alto voltaje? Ahí viene el problema. Sexo y trabajo NO siempre se llevan bien, por eso algunas empresas no ven con buenos ojos la relación emocional entre sus empleados.

La mayoría de los hombres que dicen aceptarían una relación “de oficina” presupone que es una relación casual y pasajera. Las mujeres, sin embargo, esperan de esa relación algo serio, no una relación sexual y nada más. Este diferente punto de vista termina creando tensiones en el lugar de trabajo y afecta el rendimiento laboral.

Jefes y empleados

En el trabajo hay jerarquías y un paso en falso puede causar un desastre. Una relación sexual con un empleado pone en riesgo muchos factores laborales, quien entrega un secreto entrega el poder, y en el caso del sexo en el trabajo, altera la estructura del poder  hasta un punto tal que el deseo puede  comprometer todo un negocio. Una vez satisfecho este deseo, los papeles jerárquicos se trastocan, el jefe pierde autoridad y, si la situación se repite con más de un empleado, se vuelve poco serio y digno de confianza para sus empleados y colegas. La reputación profesional se acaba dañando.

Solteras y amores

Soltera. Flickr. Historias Visuales

Soltera. Flickr. Historias Visuales

Sexo y trabajo debieran mantenerse apartados, pero es cierto que, hoy por hoy, las mujeres pasamos más tiempo en el ámbito laboral que en casa. Es muy frecuente terminar involucrada en una relación que comenzó en la oficina. Pero sé cautelosa, la relación sexual entre dos personas afecta su manera de interrelacionarse, se pierde la distancia necesaria para los diferentes desempeños como profesionales y amantes.

Más sobre Solteras

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X