¿Hay límites para ponerle nombre a un niño?

¿Se le puede poner cualquier nombre a un niño? ¿Qué dice la ley? ¿Qué pasa si los nombres son ridículos o extravagantes?

Guía de: Temas Legales

Los pequeños Koa, Chela, Sony y Wei fueron algunos de los nombres más excéntricos que inscribió el Registro Civil recientemente. La creatividad para poner nombres parece no tener límites, pero en este artículo veremos qué nos señala la ley en cuánto a qué nombres se pueden tener.

Límite nombres

Foto: El Mercurio

La ley del Registro Civil señala que no pueden imponerse al nacido nombres extravagantes.

El nombre de las personas permite distinguirlas en sus relaciones sociales y de familia. Algunos dicen que el nombre fija el carácter y personalidad de las personas, otros deciden no escoger el nombre de su hijo si no hasta el nacimiento y así poder ver su cara y otros tantos se lamentan por la “mala decisión” de sus padres. Dime tu nombre y te diré quién eres, dice un refrán popular.

En el ámbito jurídico se distinguen dos elementos del nombre. Por una parte, nos encontramos con el nombre propiamente tal, comúnmente conocido nombre de pila (Martín, Camila, etc.). Por otro lado, nos encontramos con el nombre patronímico o apellido, generalmente asociado a las relaciones de familia que tenemos (Pérez, Martínez, etc.).

El Registro Civil tiene tres libros: el libro de los nacimientos, de las defunciones y de los matrimonios. Cuando se inscribe un nacimiento, la partida (nombre que toma el documento en que se practica la inscripción) debe contener el nombre y apellido del nacido, que indique la persona que requiere la inscripción.

La ley del Registro Civil señala que no pueden imponerse al nacido nombres extravagantes, ridículos, impropios de personas, equívocos respecto del sexo o contrarios al buen lenguaje.

Cuando el Oficial del Registro Civil, se opone a la inscripción de un nombre (por tratarse de alguno de los casos anteriores) y el que lo solicite insiste en ello, se enviará de inmediato los antecedentes al Juez de Letras de la comuna correspondiente, para que éste resuelva, en el menor plazo posible, sin forma de juicio, pero escuchando a las partes, si el nombre propuesto está comprendido o no en la prohibición.

Si alguien quiere cambiarse el nombre, será un tema que veremos en otra columna (LINKEAR).

Más sobre Temas Legales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X