Inicio » Temas Legales » Equipo

Liquidación de siniestros: Modificaciones al procedimiento que hay que conocer

Estas modificaciones pretenden introducir mayor transparencia y eficacia a la liquidación de siniestros, reducir sus plazos, mejorar los sistemas de comunicación y registros de aseguradoras y liquidadores.

El 29 de diciembre del 2012, se publicó el nuevo reglamento que modifica el procedimiento de liquidación de siniestros, medida impulsada como parte de la Agenda de Mercado de Capitales Bicentenario del Ministerio de Hacienda.

Los liquidadores de seguros son personas naturales o jurídicas registradas en la Superintendencia de Valores y Seguros,  encargados de  investigar la ocurrencia de siniestros y sus circunstancias y determinar si éstos se encuentran o no cubiertos por la póliza de seguros. Esta etapa también es llamada “procedimiento de liquidación”.

Estas modificaciones pretenden introducir mayor transparencia y eficacia a la  liquidación de siniestros, reducir sus plazos, mejorar los sistemas de comunicación y registros de aseguradoras y liquidadores, contando con normas para casos de catástrofe, elevando en general la protección para los asegurados. En este sentido, se busca compatibilizar algunas de las lecciones dejadas por el terremoto del 27 de febrero de 2010.

A continuación comentamos lo esencial de esta reforma.

1. Disponibilidad de información para los asegurados, respecto de sus denuncias de siniestros.

Liquidación siniestros

Foto: Internet

Se disponen reglas de información al asegurado y al beneficiario, en relación al estado de avance de las liquidaciones, agregándose por ejemplo los medios telefónicos y sitios web. Además se dispone la posibilidad de acceder al expediente del liquidador por parte del asegurado una vez emitido el informe.

2. Facilitación de denuncia de siniestros.

Se amplían los mecanismos de denuncia, permitiendo que el asegurado denuncie siniestros por medios electrónicos, sitios web, centro de atención telefónica u otros análogos.

3. Principios que gobernarán el proceso de liquidación.

-          Principio de celeridad y economía procedimental, donde corresponderá al liquidador la realización de diligencias tendientes a la emisión de un informe dentro del menor tiempo posible;

-          Principio de objetividad y carácter técnico, consistente en el deber de emitir su opinión informe según criterios técnicos. Así también, se agregan las prohibiciones de prestar servicios distintos de la liquidación a las aseguradoras, junto con la interdicción de representar judicialmente a compañías de seguros en juicios contra asegurados;

-          Principio de transparencia y acceso, en virtud del cual las partes interesadas podrán tomar conocimiento del estado de la liquidación.

4. Reducción de plazos para liquidación de siniestros.

Se reduce de 90 días a 45 días corridos (es decir, contando días festivos), el plazo general para liquidación de siniestros.

Sin embargo, el plazo será de 90 días corridos para siniestros que correspondan a seguros generales en que el monto de la prima anual sea superior a 100 UF.

Por otra parte, se mantiene la posibilidad de solicitar extensiones de dicho plazo, “cuando las circunstancias lo ameriten”, agregándose como requisito el deber de indicar los motivos que fundamenten la prórroga, así como “las gestiones concretas y específicas se realizarán en cada caso objeto de la prórroga”. Recordemos que la solicitud sistemática de extensiones de plazo para liquidar los siniestros luego del terremoto, produjo una demora importante para los afectados.

En todo caso, la solicitud de nuevos antecedentes cuyo requerimiento pudo preverse no podrá justificar una prórroga. Tampoco se podrán prorrogar los siniestros en los que no haya habido gestión alguna del liquidador.

5. Plazos de impugnación.

El nuevo reglamento mantiene los 10 días para impugnar (es decir, contestar el informe de liquidación), pero regula mejor las etapas que siguen:

(i)     El liquidador tendrá 6 días para responder a las impugnaciones;

(ii)   Sus respuestas deberán enviarse simultáneamente a las partes;

(iii) La aseguradora tendrá 5 días para responder.

6. Pago de indemnización.

Se fija un plazo de 6 días para el pago de la indemnización, desde la notificación de resolución de la compañía de seguros sobre la procedencia del pago de indemnización.

Bajo la regulación actual, la compañía debe pagar la indemnización “de inmediato” en caso de proceder, sin definir lo que se entiende por dicha expresión.

En esos mismos 6 días, la aseguradora deberá pagar al asegurado la indemnización no disputada, no siendo necesario que esté iniciado el juicio como ocurría antes.

7. Mecanismos de notificación más acordes con la actualidad.

Se establece la comunicación vía correo electrónico para notificaciones al asegurado, salvo que éste no tenga (antes sólo se hacía por carta certificada).

8. Regulación especial para liquidaciones de siniestros en caso de catástrofe.

Se establece regulación especial para liquidaciones en caso de catástrofe, por ejemplo en caso de haber varios liquidadores para un mismo edificio o condominio, se unificarán todos los procedimientos en manos de uno solo de liquidador.

9. Vigencia.

Este reglamento comenzará a regir a contar del 1 de junio del presente año.

Queda en sus manos hacer valer sus derechos.

Más sobre Temas Legales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X