Inicio » Tenis »

Boris Becker protesta por la falta de higiene en la cárcel: Así es la vida del ex número uno del tenis

Además, el tres veces ganador de Wimbledon consiguió un trabajo "privilegiado" y despertó la ira de otros reclusos de HMP Wandsworth.

Guía de: Tenis

boris_becker560

El último domingo, Djokovic levantó el trofeo de campeón en Wimbledon. Se trató de la séptima vez en la se fue ganador del All England, si bien retrocedió en el ranking y, desde este lunes -por no habérsele otorgado los puntos- apareció en el 7° puesto.

A pocos kilómetros de allí, otro ex campeón de aquel torneo se encuentra cumpliendo su condena a prisión: el alemán Boris Becker, sentenciado por estafa mediante el ocultamiento de su patrimonio para evitar pagar sus deudas, está alojado en HMP Wandsworth, como se llama el establecimiento también ubicado en la capital inglesa.

HMP Wandsworth, la cárcel en la que se encuentra alojado Boris Becker / www.lanacion.com.ar

HMP Wandsworth, la cárcel en la que se encuentra alojado Boris Becker / www.lanacion.com.ar

Y tan solo 3 meses después de ingresar, ya se conocen las primeros datos asombrosos: lo más llamativo es que, el ex número 1 del mundo, “se quejó” por la falta de higiene en el lugar. Además, pidió que “dejen la puerta abierta” de su celda.

Más allá de estas cuestiones insólitas, Becker despertó la ira de los otros reclusos y la denuncia por parte de sus familiares. Es que, de acuerdo al diario The Sun”, consiguió un trabajo “privilegiado” para lo que es su estatus dentro de la cárcel.

El medio aseguró que “le concedieron el trabajo de enseñar ciencias del deporte, una tarea que ha molestado al resto de los presos por su trato preferencial”.

“Una fuente de la cárcel explicó que, normalmente, servirías años antes de conseguir un trabajo como asistente de clase, ya que se considera un privilegio. Pero Becker lo recibió al poco tiempo de ser sentenciado… hay mucho resentimiento y las familias de algunos presos han escrito cartas de protesta”, agregaron en la publicación.

Lo único que no se le permitió, también de acuerdo a The Sun, es desarrollar sus tareas en el gimnasio, debiendo trabajar en un aula dentro la cárcel. Esto porque, debido al escaso tiempo que lleva allí, “no posee el estatus de recluso mejorado”.

Continuando con su estilo de vida, completaron al señalar que “no es la vida de lujo a la que estaba acostumbrado, pero es mejor que la mayoría de los reclusos”. 

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios