Inicio » Tenis » Equipo

El año de Andrea Koch para ser la mejor de 2011

La tenista cortó la hegemonía de los hombres en los premios del Círculo de Periodistas Deportivos de Chile gracias a una destacada temporada, donde saltó casi 200 lugares y tuvo su puesto más alto en el ranking.

El contraste entre el tenis masculino y femenino en Chile ha sido casi histórico. Desde los tiempos de Anita Lizana o Leyla Musalem que nuestro país no ha podido estar en el foco de atención a nivel internacional, mientras que desde mediados de los ’90 hasta ahora los hombres han sumado títulos ATP, medallas olímpicas y un número uno del mundo.

Por eso es muy destacable que una mujer haya ganado en 2011 el galardón a la mejor tenista en los premios del Círculo de Periodistas Deportivos. La elegida fue Andrea Koch, quien se consolidó como la número uno del país, condición que ostenta hace varios años, pero además estableció una marca personal en cuanto a ranking y rozó títulos de mayor calibre.

Andrea Koch

Foto: Sergio López

Tampoco hay que engañarse: el bajón sostenido del tenis masculino en los últimos años tuvo su punto más negro en 2011, con un Fernando González jugando muy poco por sus problemas físicos, Nicolás Massú fuera del Top 400 y apenas sumando un par de puntos en Challengers, y Paul Capdeville incapaz de consolidarse en el Top 100.

Por eso la opción de Koch resaltó, pero sus logros la apoyaron; el premio no fue un regalo sino un reconocimiento a su consistencia y que con 26 años la ilusiona con seguir creciendo y cumplir con el potencial que siempre ha tenido, incluso luego de haberse retirado por un tiempo el año pasado y participar en programas de televisión.

En cuanto a ranking, los números son decidores. Koch comenzó la temporada en la posición 427 del planeta, y en estos momentos está 283° de la WTA, un salto fantástico y que tuvo su peak la semana del 17 de octubre cuando apareció 265° del mundo, la mejor ubicación de su carrera, algo impensado 12 meses antes.

Su actuación en torneos de 10 mil dólares, equivalentes a los Futuros en hombres, le permitieron sumar dos títulos en Ribeirao Preto, Brasil, y La Paz, Bolivia, para llegar a siete en su carrera, además de final en Santa Cruz de la Sierra, y otras cuatro semifinales.

Pero su mayor logro fue la final que alcanzó en Yerevan, Armenia, un torneo de $25 mil dólares, equivalente a un Challenger, lo cual fue algo inédito para Koch. Además logró otra semifinal en Campobasso, con lo que dio un paso cualitativo que nunca había conseguido anteriormente.

Esto permite a Koch ilusionarse con la posibilidad de entrar a las clasificaciones de algún Grand Slam el otro año –no lo hará en el Abierto de Australia- y de seguir acercándose al objetivo de meterse en el Top 200 y consolidarse en los campeonatos de $25 mil dólares.

Cabe destacar que este año también el tenis chileno femenino dio pasos en cuanto a organización. Este año se realizó una gira de seis torneos de $10 mil dólares a fin de año, principalmente por el sur de Chile, y luego uno de $25 mil dólares, el primero de ese nivel que se realiza en el país, el cual espera consolidarse y así año a año ir creciendo la cantidad de torneos para que las promisorias tenistas nacionales –Camila Silva, Cecilia Costa, Fernanda Brito y Daniel Seguel entre otras- tengan la chance de sumar buenos puntos en casa e impulsar sus carreras.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X