Inicio » Tenis » Equipo

Historia de la WTA: El contrato de un dólar

Con un simbólico contrato de un dólar, nueve mujeres dieron inicio a un circuito en 1970 de torneos exclusivamente femeninos, buscando mejores premios y la chance de dedicarse con dignidad al deporte. El cerebro del proceso fue Billie Jean King.

Tal cual fue el nacimiento de la ATP, con la rebelión de los jugadores por tener libertad para ser profesionales, la Asociación de Tenistas Femeninas (WTA por sus siglas en inglés) tuve sus orígenes gracias a nueve mujeres que decidieron que era hora que el tenis de damas merecía el mismo respeto que el de hombres.

En 1968 comenzó la Era Abierta del tenis, pero mientras por el lado de los hombres se inició un desarrollo sostenido que derivaría en la creación de la ATP, por el lado de las damas el asunto no era tan simple, ya que estaban bajo la sombra del tenis masculino, sobre todo en premios donde incluso un torneo llegó a plantear que los hombres ganaran 12 veces más.

Historia WTA

Foto: El Mercurio

Billie-Jean King fue una de las precursoras de la WTA.

Además no existían torneos exclusivos de damas, por lo que el hecho de disputar campeonatos mixtos también le quitaba la relevancia que querían las mujeres a la actividad. Si a todo esto se le suma una contexto donde sobre todo en Estados Unidos crecían las voces por la igualdad de género, sólo era cosa de tiempo de una revolución, y la que tomó el liderazgo fue Billie-Jean King.

La jugadora que fue No. 1 del mundo y que ganó 12 Grand Slams, completando el Grand Slam de carrera, aprovechó sus status para liderar desde 1970 un nuevo circuito femenino que contó en su primera versión con nueve jugadoras “rebeldes” que decidieron salirse de los torneos que organizaba la USTA, con el riesgo de perder sus rankings e incluso la amenaza de no disputar los cuatro ‘majors’.

Pero esto no hubiera sido posible sin el apoyo de la fundadora de la revista World Tennis, Gladys Heldman, quien aportó con su influencia para convencer a un club de Houston de organizar un certamen femenino y así vio luz el 23 de septiembre de 1970 el Virginia Slims Invitational, donde King junto a Rosie Casals, Nancy Richey, Kerry Melville, Peaches Bartkowicz, Kristy Pigeon, Judy Dalton, Valerie Ziegenfuss y Julie Heldman firmaron un simbólico contrato de un dólar para participar.

La convicción de estas jugadoras permitió que en 1971 se creara un circuito completo, con 19 campeonatos, con un total de $309,100 en premios a repartir. La gran publicidad que tuvieron creó inevitablemente un choque con el circuito original de torneos en Estados Unidos, en una lucha de poder donde las nacientes figuras saldrían ganando.

Así, aún cuando se cita como fecha de nacimiento de la WTA en 1970, la Asociación de Tenistas de Mujeres Profesionales fue creada en 1973 por Billie-Jean King, unificando ambos circuito, para así independizarse definitivamente de la actividad masculina y empezar a brillar con luces propias.

Ese mismo año el US Open fue el primer torneo grande en entregar premios igualados para damas y varones en una gran muestra de apoyo a la naciente WTA y ya en 1974 el primer contrato televisivo permitía un paso gigante para que cada uno de los certámenes tuviera la chance de ir mejorando sus premios en dinero.

Desde ese entonces el crecimiento, especialmente en temas monetarios ha sido sostenido, pero con el comienzo del nuevo siglo empezó a ser evidente la necesidad de algún tipo de giro, considerando que en cuanto a calidad de espectáculo no se podía competir contra el masculino.

Así arrancó la era de explotar la belleza de las jugadoras añadiendo el valor agregado del glamour al juego, lo cual ha resultado en figuras que brillan dentro y fuera de la cancha, lo cual la propia WTA promocionó desde 2008 con su campaña “¿Buscando a Una Heroína?” donde la imagen pasó a ser igual de importante que el talento.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X