Inicio » Tenis »

El día que Gastón Gaudio relató que salía de fiesta con el “Chino” Ríos: “Él no tiene límites”

El extenista, hoy capitán del equipo de Copa Davis de Argentina, narró cómo eran esas aventuras.

Guía de: Tenis

Hace cerca de 1 mes, Argentina y Chile se enfrentaron (otro duelo de tantos) por la Copa Davis en la Caja Mágica de Madrid. El resultado favoreció a los trasandinos, dejando a los dirigidos por Nicolás Massú al borde de la eliminación.

Pero en la previa, hubo un abrazo significativo entre dos ex figuras del circuito, hoy ocupando distintas posiciones en sus equipos: Gastón Gaudio, el capitán de ellos, y Marcelo “Chino” Ríos, subcapitán nacional, quien regresaba luego de 3 años.

rios-gaudio-f

Esa muestra de afecto no fue una más: recordó las aventuras que ambos compartieron cuando eran jugadores. Pese a las constantes polémicas entre argentinos y chilenos, lo que narró Gaudio tiempo atrás en el programa de radio “Perros de la Calle” demuestra que, en ocasiones, el falso odio mutuo que se suele instalar no tiene lugar en la realidad. Gaudio y Ríos salían de fiesta, se mostraban cómplices.

Del extenso relato brindado por el ganador de Roland Garros 2004, una anécdota resulta poco menos que imperdible: “Todas las noches que sales con el “Chino” la pasas… o sea, en un punto te gusta, porque estás al límite… pero él no tiene límites“.

Lee también: Marcelo “Chino” Ríos en picada contra el público chileno: “No saben tratar a sus ídolos”

“Una vez salimos en Suiza a bailar. Habíamos perdido, ya era casi de los últimos torneos del año, en Basel, cuando estás frito de la cabeza, que ya no puedes más. Yo jugaba cerca de las 7 de la tarde, pierdo aproximadamente en 8 minutos, 6-1 y 6-2″ comenzó diciendo en tono divertido el extenista.

“Vuelvo al hotel, entro al lobby y veo al “Chino” en las mesas del bar vestido de tenis, como había terminado perdido a las 3 de la tarde, que había perdido también. Lo veo con short, con el bolso de las raquetas, y en la mesa había 17 botellas de cerveza”, continuó el nacido en Buenos Aires con asombroso nivel de detalle.

“Yo llego, lo veo y le pregunto “¿pero me estás cargando? No subiste ni a cambiarte. Y él me dice “hoy se sale, Gato”. El argentino reconoció que lo ideal hubiese sido rechazar la invitación del chileno, pero igualmente aceptó.

“Ya no se podía mantener en pie. Ya lo veía venir. Por dentro, decía “¿lo estoy haciendo bien o lo estoy haciendo mal? Porque no hay manera de que termine bien”, recordó.

“Vamos a un lugar, que era lo único que había. Un lugar muy fino, mezcla entre bar y discoteca. Todo de vidrio, seguridad, todos inmaculados”. Así describió el local, para agregar que “eran las 3 de la mañana y yo no podía más. El “Chino” había hecho todos los escándalos que puedes hacer en un lugar, pero nunca era suficiente“.

“A último momento, yo le digo “Chino, ya no puedo más, me voy. Y me contesta “no, no, espera un poco, acompáñame”. Lo sigo y se mete en el baño de mujeres. No sé si se confundió o qué. Yo lo veo y le digo “¿qué haces? ¿estás loco?” y me vuelve a decir “no, no, que por acá entró una amiga que la quiero ver”, continuó a pura risa.   

Finalmente, Gaudio contó que “me quedo esperando afuera y a los 7 minutos veo un gigante agarrándolo al “Chino” y lo empuja a la calle, como en las películas“. 

Intentando comprender lo que ocurría, el “Gato” aseguró que “cae y se queda mirando de frente, yo adentro y él afuera. Salgo, cruzo la calle y ahí estaba él. Le digo “¿estás enfermo de la cabeza? ¿Cómo haces eso? Es obvio que te iban a echar”.

“Y me dice “estos tipos no entienden nada. Espérame acá”. Toma carrera, va corriendo, pega una patada y estalla el vidrio del lugar. Vuelve corriendo y dice “vamos, vamos, vamos”. Cada vez saliendo, era eso” dijo en el reportaje brindado en 2018.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X