Inicio » Tenis »

La masacre de Dunblane de la que se salvó Andy Murray con tan solo 8 años

Andy Murray se escondió y se salvó, pero otros 16 alumnos no lograron escapar del fuego que abrió Thomas Watt Hamilton en la escuela de Dunblane.

Guía de: Tenis

El largo camino a la fama y el reconocimiento internacional viene incluido en su trayecto con pesados obstáculos. Esta sentencia parece cumplirse en los grandes del tenis casi sin excepción.

¿Ejemplos? Gabriela Sabatini sufrió talasemia del Mediterráneo, una enfermedad que ataca a los glóbulos rojos de la sangre, desde muy temprano en su carrera. Novak Djokovic tampoco la pasó bien en su infancia, dando sus primeros pasos en un terreno bombardeado de la Guerra de Kosovo. Estos son solo algunos casos resonantes. Existen muchos más.

www.standard.co.uk

www.standard.co.uk

No es casual que el padecimiento se haya reconvertido en energía positiva para sus respectivas carreras. Y el escocés Andy Murray, número 3 del mundo, encabeza con comodidad un ranking imaginario de tragedias.

Sucedió hace poco más de 20 años, el 13 de marzo de 1996, cuando Murray tenía tan solo 8 años y se encontraba en la Escuela Primaria de Dunblane junto a su hermano Jamie.

Allí fue que un sujeto llamado Thomas Watt Hamilton -había sido cesado de su cargo de coordinador de Boy Scouts por mala conducta- ingresó al establecimiento abriendo fuego para luego suicidarse. El saldo fue espeluznante: 16 alumnos y una profesora muertos y 12 niños más heridos.

Quienes en la actualidad se desempeñan en el tenis -Andy un poco mejor que Jamie- escucharon los estruendos provenientes de los disparos y se escondieron debajo del escritorio del director de la escuela. Así, de milagro, hoy podemos hablar de las carreras de ambos. De la vida de ambos.

Portando dos pistolas 9 milímetros y dos revólveres y demorando entre 3 y 4 minutos, Watt Hamilton cometió la peor matanza de niños en la historia del Reino Unido. El Primer Ministro de Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, John Major, decidió a partir de este trágico episodio prohibir la posesión de armas a particulares.

Andy Murray narró en su autobiografía “Hitting Back”, lanzada en 2008, algo que también causa escalofríos. El tenista era habitué de las reuniones de Boy Scout organizadas por Watt Hamilton y al respecto, diría que “es raro pensar que hay un asesino en tu coche sentado al lado de tu madre”.

También, con lógica, aseveró que “en el momento no tienes idea de lo duro que es algo así. Cuando maduras, ahí te das cuenta”, al mismo tiempo que se mostró aliviado porque Dunblane, la localidad al norte de Edimburgo, pudo dejar atrás la masacre.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X