Inicio » Tenis »

Rafael Nadal al acecho: ¿Puede arrebatarle el número 1 del ranking a Andy Murray?

Si gana Wimbledon, donde se ausentó en 2016 por lesión, volverá a la cima del ranking, pasando al escocés.

Guía de: Tenis

murray-nadal

El torero puede disfrazarse de toro y ensartar. Puede, después de mucho tiempo, atacar y darse cuenta de que puede causar mucho daño. Hablamos de Nadal. Y no hablamos en realidad de una corrida de estos animales -aunque bien podría serlo- sino de tenis.

Es que luego de una especie de renovación que logró en su juego en este 2017, que le permitió ganar su décimo Roland Garros, una serie de resultados hace que también sueñe con arrebatarle el primer puesto del ranking mundial a Andy Murray.

Con Novak Djokovic pensando más en su familia que en el deporte, con Murray que cayó en la segunda ronda de Queen’s ante el australiano Jordan Thompson (en la 90º ubicación del listado) y Wawrinka que sucumbió en el mismo torneo contra Feliciano López, el manacorí tiene todo como para volver a la cima.

¿Sencillo? Por supuesto que no. Debe ganar Wimbledon. Pero observando los resultados de los otros top 5,  tampoco parece imposible. Y si lo hace, pasará al escocés en forma automática. El desafío es enorme, tanto como su estado de forma actual.

El mal resultado del actual número 1 en el ATP de Queen’s, que sirve como preparación al tercer Grand Slam de la temporada, puede no significar tan solo una derrota.

Es que el británico defendía los 500 puntos del 2016, año en el que se quedó con este torneo y con Wimbledon, donde defenderá 2000, cuando la distancia entre ambos es de 2105 puntos (9390 a 7285).

Nadal, por su parte, sufrió un 2016 plagado de lesiones. Y es eso lo que ahora, que está con su mejor versión, puede volverse un beneficio. Porque si vence en el All England, habrá cambios en el primer puesto. También los habrá si el español cae en al final pero no ante Murray.

El sistema de ranking actual, en el que es preciso mantener un nivel alto durante dos temporadas para revalidar este año los puntos logrados en el anterior, podría jugar un rol fundamental.

Para el escocés, la caída por 7-6 (2) y 6-2 en Queen’s, a tan dolo 2 semanas del mencionado grande, suena a inoportuna:“Es un golpe duro antes de Wimbledon” reconoció el perdedor, aunque no puso excusas.

“Jugó mejor que yo. Es fácil, eso fue lo que ocurrió”. La pelea por el número 1, con Nadal al acecho, está más caliente que nunca.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X