Inicio » Vida en Inglaterra » Equipo

Bath: Recorrido en pocas horas por un gran destino en Inglaterra

Si tienes ganas de conocer Bath y no dispones de mucho tiempo, no te preocupes.

Bath es una ciudad muy bonita. Es elegante, con unos parques alucinantes, es muy cómoda para turistear y el peso de la historia está a la vista en cada rincón

Es patrimonio de la humanidad de la Unesco (1987), por lo que el paisaje natural y su arquitectura georgiana, además de la visible influencia romana de su entorno, convierten a esta ciudad en una parada obligatoria si vienes a Inglaterra.

Antiguamente llamada Aquae Sulis, los romanos desarrollaron Bath como una ciudad recreativa, donde su centro se estableció alrededor de unos baños de aguas termales (de ahí su actual nombre) y un templo a la diosa Sulis Minerva.

Si tienes ganas de conocer Bath y no dispones de mucho tiempo, no te preocupes. Una de las ventajas que tiene esta ciudad es que sus principales atractivos turísticos están muy cerca unos de otros, y no hace falta tomar un bus u otro medio de transporte para conocerlos (también existe esta opción para los que no pueden o prefieren caminar).

Acá les dejo algunos “must” de Bath, si deciden conocer la ciudad con poco tiempo:

1.- Termas romanas: debe ser la principal atracción de la ciudad, y es impresionante cómo diariamente hay filas de turistas esperando conocerlas. Se dice que los baños no sólo fueron construidos por los romanos con fines recreativos, sino que también curativos. Justo al lado de la entrada hay un restaurante muy famoso llamado Pump Room, que no es excesivamente caro y se puede tomar té.

bath

Foto: visitbath.co.uk

2.- The Royal Crescent: muy famoso y visitado por su espectacular fachada oval. Está situado al interior del Royal Victoria Park, un parque precioso del cual espero pronto contarles más detalles. Fue diseñado por John Wood “el joven” entre 1767 y 1775, como continuación de la obra iniciada por su padre, conocido como John Wood “el mayor”, quien murió poco antes de empezar la construcción. Lo mismo ocurrió con otra obra arquitectónica muy famosa en Bath, llamada The Circus, cuyo diseño se inspiró en el Coliseo. Después de un proyecto de restauración que terminó en junio de este año (2013), el Royal Crescent número 1 alberga un museo, que dicen vale la pena conocer.

bath

Foto: visitbath.co.uk

3.- Pulteney Bridge: Inspirado en el Ponte Vecchio de Florencia, es uno de los pocos puentes habitados en el mundo (tiene algunas tiendas). Cruza el río Avon y fue diseñado en 1770 por el escocés Robert Adam. Se terminó de construir en 1774.

4.- Bath Abbey: otro de los focos turísticos de Bath. Comenzó a construirse en 1499 por decisión del obispo Oliver King, quien se inspiró en un sueño que tuvo sobre ángeles ascendiendo y descendiendo del cielo. Sus vitrales son increíbles y, como ocurre al entrar en diferentes iglesias del mundo, la antigüedad y la historia conmueven. Desde el año 757 DC, otras dos iglesias ocuparon el lugar de la actual Bath Abbey.

5.- Victoria Art Gallery: el segundo museo más visitado de Bath según el sitio oficial de turismo. Claro, no dicen cuál es el primero, pero me imagino debe ser las termas romanas. Con más de 2 mil obras, es gratuito para las colecciones que se exhiben en forma permanente, como por ejemplo las de Walter Sickert, Thomas Gainsborough, entre otros artistas. Más información aquí.

Más adelante les contaré sobre otros “must” de Bath, en el caso de que vengan con más tiempo: Bath Spa, The Holburn Museum, The Jane Austen Center, Theatre Royal, entre otros.

Más información sobre Bath

Más sobre Vida en Inglaterra

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X