Inicio » Vida en Inglaterra » Equipo

Vivir en Inglaterra: 9 cosas que tienes que saber y que te serán de gran utilidad

Unos se acomodan rápido, mientras que otros se siguen considerando extraños aunque lleven más años lejos de su patria que habiendo vivido en ella.
Vivir-en-Inglaterra

Foto: Reuters

La vida en otro país siempre incluye nuevas costumbres y formas de hacer las cosas. Unos se acomodan rápido, mientras que otros se siguen considerando extraños aunque lleven más años lejos de su patria que habiendo vivido en ella. En estos meses en Inglaterra he sido testigo de situaciones y costumbres bastante peculiares, dignas de un espacio especial en nuestra sección:

1.- Colas para todo: Los ingleses son ordenados y a los días de estar acá lo podrás notar. Y un buen ejemplo es que hacen filas para todo, y lo mejor, ¡las respetan!

Aquí no hacen falta los empujones para subirse al transporte público ni estar alerta para que “un vivo” no ocupe tu espacio en algún servicio de atención al cliente. Bueno, quizá te ocurra, pero no será a causa de un inglés.

2.- Paga y luego consume: En la mayoría de restaurantes y pubs se paga antes de consumir. No te sorprendas si nadie llega a ofrecerte una carta mientras esperas en una mesa.

3.- Enchufes eléctricos: los baños de las casas generalmente no tienen enchufe, por lo que todo lo que acostumbramos a hacer con electricidad en este lugar debe trasladarse a otros sitios. Hay algunos hoteles que habilitan corriente para afeitadoras eléctricas.

4.- Cuidado, agua muy caliente: Señalética de este tipo podrán encontrar en gran cantidad de baños públicos en Inglaterra, porque los lavamanos tienen agua caliente. Un agrado en invierno y lo mejor, no hay que esperar siglos para que suba la temperatura, es instantáneo.

5.- Tarjetas para todo: Las felicitaciones o expresiones que se les ocurran han sido plasmadas en tarjetas, porque forma parte de la cultura inglesa regalarlas para todo tipo de acontecimientos. Y cuando digo “todo”, va en serio.

6.- Perros callejeros: Me atrevería a decir que casi no existen, al menos en mi experiencia viviendo en Bath. Porque aunque hay personas sin hogar por las calles, sus perros obviamente no están abandonados.

7.- Cosas perdidas: no te sorprendas si vas por la calle y vez un zapato de guagua en una banca, un gorro, una muñeca en un parque, o incluso una billetera. Por acá es muy común dejar a la vista lo que encuentras “perdido”, y si tienes suerte de recordar dónde podría haberse quedado, lo recuperas.

8.- Escobas: Inspeccionando con atención la escoba y luego de confirmar el “hallazgo” con mis amigos, puedo asegurar que el cepillo de la escoba que venden en el comercio inglés está inclinado, lo que dificulta su uso con dos manos. Te acostumbras.

9.- Cajas de supermercado: En los supermercados, hasta que no tengas todos tus productos en las bolsas de compras, el cajero no atiende a la persona que sigue tu turno. Por ende, no hay confusión en la mercadería, ni atención especial para no olvidarte de alguna cosa o llevarte algo por equivocación (por decirlo de manera elegante).

Más sobre Vida en Inglaterra

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X