Guía de: Mascotas

Complejo Respiratorio Felino: ¿Se resfrió su gato?

Muchos son los agentes infecciosos que pueden ocasionar cuadros respiratorios en gatos, signos muy parecidos y terapias distintas hacen que siempre sea necesario visitar al Médico Veterinario.

Si bien los gatos pueden ser afectados por muchos agentes infecciosos y por otras patologías (alérgicas, tóxicas, irritantes, etc.), el Complejo Respiratorio Felino (CRF) se produce, generalmente, a causa de dos agentes virales: Herpesvirus y Calicivirus (ambos contenidos en la vacuna Triple Felina).

Es un complejo de alta morbilidad (es decir, que es fácil que se contagien), pero de baja mortalidad (o sea, son pocos los que mueren).

El Virus Herpes Felino (HVF-1) tiene un contagio oronasal, es decir, por ingesta o inhalación del virus que es eliminado por otros gatos infectados a través de saliva, secreción nasal y ocular. Puede ser eliminado durante semanas.

Gatos resfrío
Foto: blogperrosgatos.wordpress.com
Los animales que se contagian pueden permanecer en lo que se denomina un estado de latencia y ser portadores crónicos, sin presentar signología, aunque pueden reactivarse los signos bajo condiciones de stress.

Esta enfermedad se conocía comúnmente como Rinotraqueitis, ya que afecta al tracto respiratorio alto del gato, ocasionando signos como anorexia, fiebre, secreción ocular y nasal, tos y estornudos. Son muy clásicos los gatitos con mucho moquito y secreción verdosa en los ojos, la que se pega y no les permite abrirlos. Eso les hace correr el riesgo de perder la visión del ojo más afectado o de ambos.

Otros sistemas también pueden verse afectados (nervioso, reproductivo), pudiendo haber, incluso, abortos. Pueden ocurrir complicaciones en el tracto respiratorio bajo, tales como bronquoneumonias que siempre agravan el cuadro o la clásica Lipidosis hepática, secundaria a cualquier enfermedad en los gatos.

Entre las secuelas que pueden quedar están la Rinosinusitis y manifestaciones oculares crónicas. Puede prevenirse con vacunas, las cuales no impiden que el animal se enferme, pero los signos son más leves.

El tratamiento consiste en contrarrestar la signología, mantener una adecuada nutrición e hidratación, evitar la contaminación bacteriana secundaria y manejar las dificultades respiratorias, además de una adecuada higiene.

Existe un aminoácido (L-Lisina) que ayuda a que el virus se replique menos, ayudando, de esta forma, a que el organismo se defienda con mayor celeridad.

El Calicivirus Felino (CVF) se transmite por contacto directo con las secreciones (saliva, heces, orina, mucosidades). Al ingresar al organismo, se multiplica y luego viaja por sangre, ubicándose en cavidad nasal y oral y en tejidos lingual, conjuntival y palatino.

Se puede eliminar por meses o años, pero, a diferencia del Herpes, no hace latencia, por lo que no se reactiva por el stress.

Los signos clínicos muestran un cuadro respiratorio moderado, con resolución entre 10 y 14 días. Hay rinitis, fiebre moderada y puede haber conjuntivitis. Uno de los signos más clásicos es la presencia de úlceras en lengua, mejillas y paladar.

También pueden presentarse tos (neumonía), cojera por inflamación de las articulaciones y un complejo de Gingivitis-Estomatitis (inflamación de encías y otras áreas de cavidad oral).

El tratamiento es fundamentalmente sintomático.

Más sobre Mascotas

ComentariosDeja tu comentario ↓
cerrar
Te invitamos a seguirnos en Facebook.