Inicio » Adulto Mayor » Equipo

¿Qué es el Alzheimer y cómo detectarlo?

En el mundo, según los datos de la OMS, cerca de 37 millones de personas sufren de demencia y en la mayoría de los casos, la causa es justamente el Alzheimer.

El mal de Alzheimer fue descrito en 1906 y se llama así en honor al neurólogo alemán Alois Alzheimer. Licenciado en medicina, realizó estudios sobre la patología del sistema nervioso. Entre 1904 y 1918 publicó trabajos sobre diferentes males, entre ellos, la demencia precoz, cuya forma más extendida es este mal. En el mundo, según los datos de la OMS, cerca de 37 millones de personas sufren de demencia y en la mayoría de los casos, la causa es justamente el Alzheimer.

En nuestro país existe la Corporación Alzheimer Chile, fundada en 1990, que se preocupa de ayudar a los pacientes con enfermedad de Alzheimer (EA) o afecciones similares y a sus familias, a fin de mejorar su calidad de vida. Para ello se ponen a disposición de la comunidad información sobre estas enfermedades, sus consecuencias en la persona afectada y su familia, y sobre cómo enfrentar esas complejas situaciones.

Alzheimer

Imagen: Aetos

La enfermedad de Alzheimer es un desorden progresivo, degenerativo e irreversible del cerebro.

La enfermedad de Alzheimer es un desorden progresivo, degenerativo e irreversible del cerebro que causa la debilitación, la desorientación y una eventual muerte intelectual. La enfermedad comienza insidiosa, con debilidad, dolores de cabeza, vértigos e insomnio suave. Irritabilidad y pérdida severa de memoria. Los pacientes se quejan amargamente de sus síntomas.

La enfermedad del Alzheimer se asocia ocasionalmente a un ataque apoplégico repentino seguido por hemiplegia. La pérdida progresiva de memoria y de la mente aparece más adelante, con los cambios repentinos del humor, fluctuando entre la euforia suave y el hypchondriasis exagerado; la enfermedad conduce al estupor y al comportamiento infantil. Las características se diferencian de pacientes con parálisis general, por un patrón organizado del comportamiento y por la capacidad general del razonamiento. (Dr. Alois Alzheimer)

Algunos criterios que se usan para hacer el diagnóstico de demencia y luego de Enfermedad de Alzheimer serían:

1. Pérdida de memoria y de una o más funciones cognitivas tales como el lenguaje, capacidad ejecutiva, praxias, percepción visual, etc.

2. Esta pérdida debe ser de cuantía suficiente como para interferir con las actividades laborales o sociales habituales del paciente.

3. La causa, demostrada o presunta, debe ser una afección orgánica cerebral.

4. Debe excluirse el compromiso de conciencia.

La Enfermedad de Alzheimer es una enfermedad lentamente progresiva, y en su evolución pueden reconocerse 3 etapas:

  • La primera se caracteriza por las fallas de la memoria.
  • En la segunda se agregan trastornos del lenguaje, apraxias (pérdida de la capacidad de llevar a cabo movimientos voluntarios) y un síndrome de Gertsmann (desorientación derecha–izquierda, agnosia digital, discalculia y disgrafía).
  • Y en la tercera, el paciente queda incapacitado, postrado en cama.

Por supuesto, los límites de estas etapas son artificiales e imprecisos, pero este esquema nos parece útil para describir su evolución.

El diagnóstico oportuno puede mejorar significativamente la calidad de vida del paciente, pero es frecuente advertir que los diagnósticos son tardíos. Es natural que la familia de los pacientes se nieguen a aceptar el hecho al comienzo de la demencia.

Más sobre Adulto Mayor

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X