Inicio » Adulto Mayor » Equipo

Amigos, claves en la vida de los Adultos Mayores

Tener amigos favorece la integración social, las personas se sienten acompañadas, aunque no exista un compartir presencial frecuente, brinda placer, nos permite crecer.

La amistad entre las personas, en todos los ciclos de la vida del ser humano, es especialmente valorada por nuestra  naturaleza social, cultivarla es algo fundamental y muy importante a lo largo de la vida.

En este sentido, los lazos  de la amistad otorgan, además de satisfacción plena, apoyo emocional y seguridad, nos ayudan a desarrollar una autoestima alta y buena.

Es reconocido también que tener amigos favorece la integración social, las personas se sienten acompañadas, aunque no exista un compartir presencial frecuente, brinda placer, nos permite crecer y sentir apoyo en los momentos difíciles.

Adultos Mayores.

Foto: Héctor Aravena

Los amigos son claves en la vida de los Adultos Mayores.

Un estudio Australiano de la Universidad de Flinders, determinó que tener una red sólida de amigos aumenta la expectativa de vida de las personas mayores, se pudo concluir que los amigos influyen de manera más directa en la prolongación de la vida que los mismos familiares.

A los amigos los elegimos voluntariamente, es imposible depositar amistad en alguien que no es de mi completo agrado, esta particularidad hace que desarrollemos sentimientos especiales hacia ellos y les otorguemos un rol fundamental. Las pérdidas que se van experimentando, a medida que avanzamos en edad, de nuestros familiares más cercanos como esposos, hermanos, cuñados, etc,  son asumidas de mejor manera con  un buen amigo al lado.

Por otra parte, no habernos hecho  de amigos, significa llegar a la edad adulta carente de alguien con quien celebrar, o intercambiar experiencias, consolarse, entregar mutua atención, tener un referente con el cual seguir cultivando la felicidad.

Los que hemos experimentado alguna vez la tremenda satisfacción de compartir un tecito o una cena con un gran amigo o amiga,  sabemos lo que es quedar con el corazón hinchado de sensaciones placenteras, que  quedan grabadas en nuestra memoria como recuerdos positivos, que son rememorados cada vez que queremos volver a sentir la sensación de placer vivida.  Estos recuerdos se transforman en poderosos recursos para sortear los momentos de tristeza y de soledad, quienes no han tenido estas vivencias no tienen que recordar.

En cualquier tiempo de nuestras vidas podemos cultivar la amistad, no es difícil encontrar personas que durante su juventud y edad adulta estuvieron tan abocados a cumplir correctamente  compromisos y responsabilidades que al llegar a la tercera edad solo dan cuenta de lazos familiares. Sin embargo siempre es posible empezar, hoy existen muchas redes donde podemos encontrar amigos, la integración social en este ciclo de la vida   es fundamental.

Atrevámonos y despojémonos de miedos y desconfianzas miremos a nuestros pares como potenciales amigos, ellos sin siquiera proponérselos podrían transformar nuestras vidas, prolongar nuestros años activos y ahuyentar las enfermedades, solo es cuestión de voluntad.

¡Ánimo, a cultivar amigos y ser felices!

Más sobre Adulto Mayor

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X