Inicio » Adulto Mayor » Equipo

¿Por qué es tan importante la actividad física para un buen envejecer?

El sedentarismo provoca consecuencias no solo en el debilitamiento físico del cuerpo, sino que también influye fuertemente en el estado de ánimo y la autoestima.

Hoy quiero compartir con ustedes un tema del que  mucho se habla pero todavía no se  incorpora a la  práctica cotidiana del adulto mayor, esto es la actividad física. Es sabido que mantener en movimiento el cuerpo retarda su envejecimiento, sin embargo resulta común pensar que llegar a la tercera edad es sinónimo de quietud e incapacidad. Este paradigma es totalmente contrario a la realidad, en esta etapa resulta fundamental mantener una vida activa donde el ejercicio sea una parte fundamental para tener un buen envejecer, a pesar de que los cambios físicos impidan mantener el ritmo de vida al que una persona estaba habituado.

El organismo al pasar los 60 años comienza a mostrar cambios y, entre los  más comunes, están los problemas de irrigación sanguínea, musculares y de huesos. La menor irrigación sanguínea  provoca disminución de la capacidad respiratoria y del ritmo cardiaco, además de aumentar la presión arterial; por su parte los músculos y huesos del cuerpo disminuyen su volumen y fuerza;  otro tema que se adiciona a este panorama son los procesos sensoriales, que afectan directamente al ojo y al oído los que se ven limitados en sus funciones, tal vez estas sean las primera señales que advertimos de este cambio.

Adulto mayor

Foto: Agencias

Por qué hacer ejercicio

La falta de ejercicio y la suspensión de actividades que exigen trabajo muscular contribuyen a la pérdida de  masa muscular en un promedio de 15 por ciento por década después de los 50 añosy un 30 por ciento a partir de los 70 años; esto trae como consecuencia directa la presencia de patologías como  laosteoporosis y la atrofia de los músculos que los hace más propensos a lesionarse tanto en hombres como mujeres..

El sedentarismo provoca consecuencias no solo en el debilitamiento físico del cuerpo, sino que también influye fuertemente en el estado de  ánimo y la autoestima, ya que la imposibilidad de tener la autonomía para realizar las tareas más básicas produce la sensación de ser una carga para la familia y prácticamente se ven a sí mismos como un bulto.

Evitar esta sensación está en cada uno de nosotros, la actividad física junto con la alimentación constituyen los dos elementos claves que definen la esperanza de vida de las personas, existe una relación directa y positiva entre la realización de actividad física y aumento de la esperanza de vida. Por otra parte la inactividad física y mental se transforman en los factores de riesgo más importantes.

La salud y la enfermedad pueden estar condicionadas por la presencia o ausencia de la actividad física que la persona desarrolle en su vida. De ahí que el proceso de envejecimiento que se produce en el organismo de las personas puede verse afectado positiva o negativamente en función de su nivel de actividad física.

Te sugerimos empezar ya,  intégrate a las actividades familiares desde las más domésticas, hasta los eventos que requieran mayor esfuerzo y participación activa. Busca un grupo dedicado a trabajar con personas de la tercera edad en que puedas desarrollar actividad física, en este tipo de grupos se fomenta también  la creatividad y se construyen redes de  apoyo social entre sus miembros.

Recuerda que la actitud es clave para la calidad de vida que lleves en la tercera edad, por lo tanto anímate y decídete a moverte y a disfrutar tu vejez todo lo que puedas.

Más sobre Adulto Mayor

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X