Argentina se alista para proceso electoral clave que culminará en las presidenciales: Este es el polarizado escenario

La división entre Macri y Cristina se lleva el 70% del electorado.

Guía de: Argentina

elecciones2

Foto Poder Ciudadano.

En dos elecciones, quizás en tres, se definirá el futuro de la Argentina. El próximo domingo 11 de agosto se llevarán a cabo las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, (PASO), y el 27 de octubre las elecciones generales para elegir presidente de la Nación. En caso de ser necesaria una segunda vuelta, esta se llevará a cabo el 24 de noviembre.

Qué dicen las encuestas previas

Es habitual que ante cada acto eleccionario surjan encuestadores y encuestas que tratan de vislumbrar cual es la tendencia del electorado. Al día de hoy (la ley impide publicar resultados de encuestas una semana antes de las elecciones) la mayoría de los encuestadores señalan una paridad entre las propuestas del Presidente Mauricio Macri, y la opositora Cristina Fernández de Kichner en tres puntos porcentuales en más y en menos. Es decir, dentro del rango técnico de empate.

Debe tenerse en cuenta que las encuestas en Argentina adolecen de cierta precisión metodológica. La gran mayoría, para lograr la geolocalización del encuestado y, por lo tanto, definir su perfil socioeconómico, se realiza mediante llamados a teléfonos fijos, aparatos que están prácticamente en desuso y que cuando suena, nadie atiende.

Las encuestas persona a persona no aportan la precisión deseada porque no definen geolocalización ni nivel socioeconómico, y otros métodos más exactos no están siendo utilizados por su costo y complejidad. En todo caso, las encuestas sirven como una aproximación a la realidad aunque algunas podrían estar manchadas de interés particular.

Captura de pantalla de 2019-08-06 21-15-43

Representación gráfica del peso de cada provincia en el electorado total. Infografía El Cronista.

Principales fuerzas políticas

Durante los meses previos a las PASO se ha dado una acentuada polarización entre dos fuerzas políticas. Por un lado Juntos por el Cambio, integrado el partido de gobierno de Mauricio Macri, y otras fuerzas incluyendo a peronistas, y el Frente con Todos, con la figura de Cristina Fernández de Kirchner como eje. Otras opciones han quedado relegadas en la preferencia del electorado como las del economista liberal José Luis Espert, la propuesta del también economista pero cercano al peronismo, Roberto Lavagna, y por último las propuestas de izquierda.

Al estar definidas las candidaturas en cada uno de los frentes o partidos participantes, las PASO servirán como una gran encuesta nacional que permitirá conocer el grado de adhesión entre los ciudadanos de cada propuesta.

Elecciones del 27 de octubre

En esa fecha se juega buena parte del futuro argentino. Las fuerzas políticas tendrán casi dos meses, luego de las PASO, para replantear y ajustar su propuesta para lograr una mayor adhesión del electorado. En esa elección se define el futuro presidente y también quién gobernará la provincia de Buenos Aires, que representa más del 37% del electorado nacional. Se puede decir que casi un voto de cada tres, está en la provincia de Buenos Aires, no es poco.

Le siguen Córdoba (8,68% del total), Santa Fe (8,36%), la Ciudad de Buenos Aires (7,95%), Mendoza (4,25%), Tucumán (3,64%) y Entre Ríos (3,21%). Quizás es por estos datos el dicho popular: “Quien gana Buenos Aires, gana la elección”.

En Buenos Aires también habría paridad en la intención de voto entre Macri y Cristina. Córdoba tendría una leve ventaja para Macri, algo más holgado estaría en Mendoza y haría una muy buena elección en la Ciudad de Buenos Aires. Cristina tendría mucha mejor adhesión en Tucumán y Entre Ríos, siendo Santa Fe donde lograría alguna pequeña ventaja aunque es una provincia que suele dar sorpresas. El dato a tener en cuenta es que diferencia logra cada uno en cada distrito.

Donde mayores fortalezas cosecha Cristina, es en un sector de la provincia de Buenos Aires, más precisamente la tercera sección electoral. Está compuesta por 19 municipios, donde en 12 de ellos el nombre de Cristina casi duplicó los votos contra Macri, en 2017. En los 7 restantes, hubo cierta paridad entre ambos. Son municipios donde la asistencia social del Estado es fundamental para subsistir, empobrecidos desde siempre y dependientes del aporte estatal. Cunde entre ese electorado el voto emotivo, no racional, por lo que quien pueda conmover sus sentimientos tendrá su apoyo.

Segunda vuelta

No alcanza con ganar la elección del 24 de octubre para acceder a la presidencia de la Nación. Para ello se deberá obtener el 45% de los votos válidos afirmativos emitidos, o 40% con una diferencia mayor al 10% en relación al segundo. De no ocurrir ninguna de estas situaciones se deberá disputar el 24 de noviembre una segunda vuelta entre las dos listas más votadas. Allí sí se gana por mayoría simple.

Propuestas de ambas fuerzas

Las dos propuestas que acaparan la atención del electorado (Macri y Cristina) tienen dos visiones completamente diferentes de país. Basado en lo que ha hecho en su gobierno, se puede decir que Macri, y la coalición de fuerzas que le acompañan, proponen la integración con el mundo, libre comercio, acuerdos con UE, Estados Unidos, China, India y otros atractivos mercados. Eso significa actualizar la economía y acuerdos sociales a los requerimientos del mundo moderno: reforma laboral, acento en la educación, baja de impuestos, equilibrio fiscal, inflación moderada, libre competencia y desarrollo industrial, tecnológico y social. Libertad de expresión, prensa y libre mercado.

Por parte de Cristina, de acuerdo a lo que han expresado durante la campaña electoral y hecho durante su gobierno previo, se propone la sustitución de importaciones y asociaciones con Irán, Cuba, Venezuela y Angola. Aumento del gasto social y fomento del mercado interno a través de emisión de moneda y/o utilización de los recursos del Banco Central. La experiencia vivida durante su anterior período de gobierno indican que se produjeron restricciones a la libertad de expresión, prensa y empresa. La mayoría de sus ministros y primeros funcionarios están presos o en proceso por causas de corrupción. Sobre Cristina pesan cuatro pedidos de prisión preventiva por causas de corrupción que aún no han podido ser efectivos debido a que cuenta con fueros parlamentarios.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X