Crimen de rugbistas desata grandes odiosidades y divisiones entre los argentinos

A partir del brutal crimen cometido en manada fueron quedando en evidencia tristes rasgos de los argentinos.

Guía de: Argentina

3182184w1033

Foto La Nación.

En la primera rueda de reconocimiento, de las cuatro ordenada por la fiscal del caso, dos testigos coincidieron en señalar a dos de los diez imputados como autores del homicidio del joven Fernando Báez Sosa. Al mismo tiempo se habría identificado a la persona que le propinó el primer golpe a la víctima y se identificó el tipo y talla de calzado con el cual asestaron la patada mortal a la víctima.Resta, entonces, determinar quién de los acusados calza esa talla y utilizó ese tipo de calzado. Sin embargo el resto de los testigos en la rueda de reconocimiento no logró realizar una identificación positiva.

A las próximas ruedas de reconocimiento se integrará a Pablo Ventura, el acusado número once, que luego se comprobó que no habría participado del brutal crimen y que fue acusado por una macabra broma por parte de los imputados. “¿De quién es esta zapatilla con sangre?”, interrogó un policía durante el allanamiento donde se detuvo a los acusados, “De Pablo Ventura”, contestaron de manera irresponsable. Por tal motivo, Ventura estuvo detenido durante tres días hasta que logró demostrar no haber estado en Villa Gesell.

Captura de pantalla de 2020-01-23 20-22-21

Foto: Clarín.

El reino de los Relatos Salvajes

El film argentino de Damián Schifrón, “Relatos Salvajes” (2014), refleja a una sociedad enfurecida y que siente cierto placer en perder el control cruzando la delgada línea roja que separa la civilización de la barbarie. El triste episodio del crimen del joven en Villa Gesell, muestra y exacerba esa faceta negativa de la sociedad argentina.

Trascendió un audio de uno de los rugbiers detenidos que expresa: “Salimos a divertirnos y la vida nos jugó una mala pasada, pero no por eso me voy a condenar”. Luego agrega que “cada uno sabe el rol que tomó en la pelea y que se haga cargo”, reconociendo que el grupo tuvo plena conciencia durante el crimen, y pudiendo haberlo evitado.

El intendente de Villa Gesell, responsabilizó al consumo de alcohol por lo sucedido. Decretó la clausura del lugar del crimen (Le Briquet), duelo municipal por dos días y la prohibición del consumo de alcohol “en la playa, espacios públicos, interior de estadios, polideportivos, u otros sitios de igual naturaleza, cuando se realicen en forma masiva actividades deportivas, culturales, educativas y/o artísticas”.  Al mismo tiempo se elevó la sorda protesta de los comerciantes y turistas, por tales medidas. El resultado fue que la diversión nocturna, “la noche”, tal como se conoce a los excesos de alcohol y de todo tipo se traslade al vecino balneario de Pinamar.

El gobernador de Buenos Aires señaló como determinante del crimen a la buena temporada turística. No mostró las cifras que respaldarían la supuesta “temporada récord” y fundamentalmente no explicó por qué una buena temporada debería relacionarse con un crimen brutal.

Sectores ideológicos radicalizados asocian la actividad deportiva de los implicados (el rugby), con una supuesta prepotencia y actitud de superioridad social de las clases media y alta contra los “pobres”. La airada respuesta de los rugbiers, familias y clubes no se hizo esperar y ahora se asiste a una retahíla de acusaciones altisonantes de unos y otros.

En Zárate, lugar donde desarrollan sus vidas y actividades los implicados, algunos de los vecinos evitan hablar del tema. Otros sacan a relucir antiguas peleas y actos prepotentes o violentos de los acusados, sus clubes o sus familias. Tal situación hace que se respire una pesada atmósfera en la ciudad.

Un comediante publica controvertido vídeo donde ridiculiza a los rugbiers, haciendo alusión indirecta a los implicados en el crimen de Báez Sosa. De inmediato surgen voces a favor y en contra con feroces muestras de intolerancia. Argentina es el país de los “Relatos Salvajes”, no hay dudas.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios