Los 5 cambios que produjo el fraude en Tucumán y que remecen al gobierno

Por primera vez, desde el retorno al sistema democrático, se repudia y rechaza públicamente el ya habitual sistema de trampas y parciales fraudes electorales.

Guía de: Argentina

De izquierda a derecha; Margarita Stolbizer (Progresistas), Mauricio Macri (Cambiemos), José Cano (candidato de Cambiemos en Tucumán), Sergio Massa (UNA) y Ernesto Sanz (presidente de UCR, integrante de Cambiemos y partido de José Cano)

En la noche del lunes 24 de agosto pasado, una inédita protesta popular colmó la Plaza Independencia de Tucumán ante el cúmulo de flagrantes irregularidades en las elecciones de esa provincia. Se estimaron entre diez y veinte mil las personas que expresaron por primera vez su hartazgo ante las prácticas feudales del poder provincial y los indicios de fraude electoral. La inédita y masiva manifestación en una provincia manejada casi desde siempre con mano de hierro trastocó la escena política argentina originando una serie de hechos y cambios que podrían tener una gran trascendencia en los resultados de las elecciones presidenciales de octubre.

Escena de la represión policial en Tucumán. Foto INFOBAE

El punto final de nuestra nota anterior coincidió con el comienzo de la represión policial a la multitud, así lo consignamos agregando un renglón final. El saldo del desalojo de la plaza fue de una veintena de heridos por balas de goma, decenas de contusos y varios detenidos. Sin embargo, la acción policial obtuvo escaso éxito. Apenas lograron desplazar a los manifestantes del centro de la plaza. De inmediato, retornaron y ocuparon la plaza de nuevo quedándose hasta la madrugada. Ese desafío a un poder casi brutal evidencia un hartazgo que no se había visto antes en esa provincia. A la noche siguiente se volvieron a convocar reuniendo esta vez más de 30 mil personas. El miércoles volvieron a ocupar la plaza aunque en menor cantidad, para continuar expresando su disconformidad con la falta de respuestas del gobierno provincial, nacional y autoridades electorales por el fraude. Esta actitud desafiante y pacífica produjo, hasta ahora, cinco cambios significativos en la escena política nacional.

  • Por primera vez, desde el retorno al sistema democrático y en una de las provincias bajo un régimen de características feudales de gobierno, se repudia y rechaza públicamente el ya habitual sistema de trampas y parciales fraudes electorales. Pareciera que la visión de urnas quemadas y la sucesión de groseros fraudes a la vista de todos fue demasiado para una población acostumbrada a dejar hacer al poder.
  • La gran maquinaria propagandística creada y manejada por el gobierno actual a través de la dependencia de la pauta publicitaria estatal, compras de medios por empresarios ligados al poder y/o diversas presiones políticas y económicas a los dueños quedó una vez más en evidencia, sin atenuantes. Un sólo canal de noticias transmitió los hechos en directo (TN). El resto de los canales tanto provinciales o nacionales evitaron mostrar, y en algunos casos apenas mencionaron que había una marcha en Tucumán, sin dar mayores datos.
  • Por primera vez, un candidato perjudicado por esas maniobras no reconoce el resultado primario y exige abrir todas las urnas para el conteo de votos. Hasta el momento sólo se limitaban a realizar denuncias públicas, pero aceptaban el resultado. Esa actitud también permitió dejar en evidencia la trama de acomodos y lealtades políticas en el sistema judicial electoral. Si se extiende el ejemplo podrían entrar en crisis los sistemas feudales provinciales.
  • También, por primera vez, los principales candidatos opositores dejan de lado sus diferencias para reunirse y exigir elecciones limpias al gobierno nacional. Mauricio Macri, Sergio Massa y Margarita Stolbizer se mostraron juntos al candidato tucumano José Cano y al presidente de la Unión Cívica Radical, Ernesto Sanz, en una foto histórica, reclamando al gobierno cambios inmediatos en el sistema electoral y un mayor control de las autoridades para evitar maniobras fraudulentas. Algo inédito en el país.
  • El reclamo masivo por formas democráticas y seguras de sufragar está haciendo tambalear el andamiaje jurídico – político creado para controlar a beneficio del partido gobernante las elecciones nacional y provinciales. El reclamo toma fuerza y las explicaciones para no cambiar el sistema electoral resultan inconsistentes. Quizás, se aproximen cambios, pero eso en Argentina nunca es seguro.
urnas-tucuman

Urna quemada por una turba. Foto radio Brisas.

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X