Jason Collins: Primer jugador gay en firmar por un equipo en la NBA

Haciendo historia, Jason Collins se transformó en el primer jugador reconocido gay en jugar en una de las cuatro grandes ligas de Estados Unidos.

Guía de: Básquetbol

En el mundo de la NBA, Jason Collins es un jugador conocido, un veterano de 12 campañas con pobres números como pívot, pero que siempre puede ser considerado como un jugador de reparto. Era un jugador más, hasta Abril del 2013 cuando luego de terminar la temporada y su contrato con los Washington Wizards, en una entrevista a Sport Illustrated reconoció públicamente que es gay.

Desde ese día, múltiples señales de apoyo de todos los jugadores de la NBA se dejaron caer sobre Collins y el mundo lo apoyaba por atreverse a hacer público todo esto.

jason collins

Foto: EFE

Desde ese día, Jason Collins no tenía equipo en la NBA. Con 34 años, Collins pasó por los New Jersey Nets, Memphis Grizzlies, Minnesota Timberwolves, Atlanta Hawks, Boston Celtics y los ya mencionados Washington Wizards.

VEA TAMBIÉN EN BÁSQUETBOL:


El gran ejemplo de Kevin Grow: Joven con Síndrome de Down llegó a la NBA


¿El peor tiro libre de la historia? Obra del francés Tony Parker


Los Angeles Lakers versión 2014: los peores desde 1960


En silencio, el pívot estuvo entrenando, controlando su peso y realizando un riguroso acondicionamiento físico, para estar listo cuando algún equipo de la NBA se fijara en él.

Esto llegó el domingo 23 de febrero, cuando los Brookyn Nets se fijaron en Jason Collins para cubrir la zona pintada, ya que su pívot, Brook Lopez está lesionado, además de la reciente transferencia de otro pívot. Realizó algunos entrenamientos con el equipo y los Nets decidieron generarle un contrato por 10 días a modo de prueba al jugador.

Cabe mencionar que este contrato de 10 días es absolutamente legal y no es una medida especial para Collins. Los equipos generan estos mini contratos con el fin de probar a los jugadores. Pueden realizar 2 contratos de 10 días y luego de esto deberán decidir en no contar más con el jugador o contratarlo por toda la temporada.

En el mismo día de su contratación, Jason Collins realizó su debut en el Staple Center frente a Los Angeles Lakers. Cuando hizo su entrada, el estadio completo realizó una ovación para saludar a la nueva contratación, aun cuando era del equipo rival.

Sus estadísticas fueron discretas: 2 rebotes, 1 robo, 2 pérdidas y 5 faltas, lo que obviamente son señal de la falta de ritmo de competición.

Después del partido, Jason Collins declaró: “Sé que puedo jugar en la NBA y me he sentido bien por hacerlo hoy. En el aspecto físico me he encontrado bien. No me he visto cansado. Ha sido divertido volver a estar en la pista y hacer bloqueos y faltas duras. No he podido recibir cargas hoy, pero estaré en mejor posición para la próxima. En lo que es en cuanto al timing en el baloncesto, me llevará un par de entrenamientos más”.

No se trata de raza, género o sexualidad. Se trata de ser parte de un equipo y de cuidar del otro. Eso es todo lo que importa al final del día” dijo Paul Pierce, uno de los referentes de los Brooklyn Nets. Todos mencionaron que antes, durante y después del partido el trato con Collins fue como la de un compañero más que quiere aportar al equipo.

Más sobre Básquetbol

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X