Inicio » Belleza »

Secretos de belleza japoneses para lucir más joven: Trucos caseros, fáciles y baratos

Descubre cuáles son las recetas caseras que usan las japonesas para combatir el envejecimiento y mejorar la piel y el cabello.

Guía de: Belleza

Las japonesas son famosas por tener una piel perfecta y lucir menos edad de la que realmente tienen. Si bien esto se debe a varios factores, las rutinas de belleza juegan un papel importante.

secretos de belleza japoneses caseros

¿Cuáles son los trucos y secretos de belleza japoneses? Con productos simples se pueden realizar mascarillas caseras y tratamientos naturales que en pocos minutos y sin gastar demasiado te ayudarán a mejorar el aspecto de la piel y verte más joven.

Agua de arroz

Uno de los secretos de belleza japoneses es el agua de arroz, a la que le adjudican numerosos beneficios para el cabello. Además de fortalecerlo, enjuagar el pelo con agua de arroz ayudaría a que crezca. Esta costumbre milenaria consiste en poner el arroz a remojar por unos 30 minutos, colarlo y dejar reposar el agua por 1 o 2 días. Se recomienda guardar el agua de arroz en un rociador y aplicarla antes de acostarse.

Al agua de arroz también se le atribuyen propiedades antiinflamatorias e hidratantes, por lo que las japonesas lo aplican en el rostro para una piel más joven y luminosa. Según Harper’s Bazaar, este truco de belleza milenario es usado también por las grandes empresas de cosméticos de la actualidad, ya que el agua de arroz fermentada tiene antioxidantes y vitaminas.

Sal de mar

Para preparar un exfoliante casero y natural, la sal de mar es un ingrediente clave. Gracias a que remueve las células muertas, estimula la circulación y elimina el exceso de grasa, la sal marina deja la piel suave y rejuvenecida.

Mezcla sal de mar con agua tibia y realiza la exfoliación con movimientos circulares. Deja actuar unos 10 minutos y enjuaga. No hace falta más. La frecuencia de la exfoliación depende del tipo de piel pero no conviene abusar: como máximo una vez por semana, y una vez al mes si la piel es fina y delicada.

Lee también: Los 10 rituales de belleza más extraños y extremos del mundo: Algunos dan escalofríos

Caqui

Por sus propiedades, esta fruta ofrece todo tipo de beneficios estéticos y para la salud. Gracias a que posee betacaroteno (como la zanahoria y el tomate), ayuda a conseguir una piel radiante. A su vez, al tener altos niveles de vitamina C, contribuye a restaurar el colágeno, sustancia responsable de la elasticidad y juventud de la piel.

Junto con consumirlo en la dieta, el caqui es excelente para realizar mascarillas faciales hidratantes. Mezcla la pulpa de un caqui con una cucharada de aceite de oliva o de coco y aplícalo sobre el rostro o la zona del cuerpo que necesites hidratar. También sirve para nutrir el cabello. Deja actuar la mascarilla japonesa por 15 minutos y enjuaga.

Té verde

El té verde no puede faltar en la rutina de belleza de los japoneses. Además de beberlo, se usa como mascarilla facial. Es tan simple como preparar un té verde, dejarlo enfriar y aplicarlo en el rostro con una compresa. Tiene efecto antioxidante, lo que ayuda a mantener la piel joven y atenuar arrugas.

Por sus propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias, también es bueno para reducir marcas, estrías y combatir el acné. Si quiere reducir la hinchazón en los ojos, sirve como alternativa al té de manzanilla.

Lee también: ¿Qué hacen las coreanas para estar delgadas? Descubre los secretos de su dieta

Más sobre Belleza

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios