Inicio » Bodas » Equipo

¿Cómo enfrentar las presiones para casarse?

Dicen que los tiempos han cambiado, pero ¿en verdad ha ocurrido? o es sólo la apariencia de situaciones, como por ejemplo, el tomar o no una decisión tan trascendente como contraer matrimonio?

Aún hoy en día, año 2011 existen muchas familias de tipo “extremo tradicionalistas” que hacen hasta lo imposible porque su hijo o hija contraiga matrimonio, actuando de “casamenteros” hasta en los momentos menos pensados con los posibles candidatos que ellos escogieron para que acompañen la vida de su retoño, pero ¿es valedero realmente dicho actuar?, con lo anterior no digo que casarse sea malo, ni que la familia quiera dañar a su hijo(a), sino todo lo contrario, pero dicha decisión debe ser tomada a conciencia en base al amor que se tienen dos personas y que sea ese amor el que los lleve a querer unirse en matrimonio.

Presión casarse

Foto: El Mercurio

La presión de casarse, en algunos casos, puede ser muy alta.

Así como existen familias enteras o padres que escogen a la pareja perfecta para su hijo(a) también hay estirpes que son las encargadas de pedir e insistir a la pareja que se casen, porque todos sus hermanos, primos y amigos hicieron lo mismo, porque ya llevan muchos tiempo en el noviazgo, porque lo mandan las tradiciones o porque simplemente para muchos la convivencia no puede ser posible y aún es mal visto por algunos. En ese momento comienza la presión familiar por tomar una decisión que no siempre se está preparado para tomar. No obstante, casarse no es algo que deba ser tomado a la ligera y dichas familias tradicionales no deben olvidan que para todo en la vida existen plazos, que no siempre serán los mismos para una pareja u otra.

Contraer nupcias debe ser una etapa llena de magia y sin embargo, he visto en muchas ocasiones que la magia se transforma en angustia cuando la opción de casarse fue más bien por una presión de tipo familiar y no significa que no ames profundamente a tu pareja, sólo puede ser que aún hay otros proyectos que la persona quiere realizar antes de llegar a tan importante decisión y cuando eso ocurre siempre recomiendo hacer un alto, ser transparente y hablar con la familia, ya que llevar a cabo una boda no significa solamente el realizar el ritual de la ceremonia, sino que involucra altos y bajos que debes saber con antelación que tendrás en la vida marital.

Si sientes que no estás preparada para dar ese paso siempre recomiendo darse un tiempo más u optar por la convivencia previa, que puede ser un paso sano para conocer en detalle a quien será la persona con quien compartirás tu vida. Dejar la presión familiar a un lado será vital para que la decisión de casarte la tomes a plena conciencia y basada en el amor profesado y no en lo “establecido por la sociedad o por las tradiciones familiares”.

Más sobre Bodas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X