Inicio » Bodas » Equipo

¿Cómo organizar la lista de invitados a una boda?

Preparar la lista de invitados puede llevar a crear más de un inconveniente con tu pareja o familia, acá verás cómo hacer más llevadera la tarea.

Cuando decides contraer nupcias y optas por realizar tu fiesta de matrimonio en grande tendrás siempre más o menos definido el presupuesto a gastar; sin embargo, cuando comienzas a realizar la lista de invitados te das cuenta que escapa totalmente de lo que tenías contemplado y ahí es cuando comienzan los inconvenientes.

Invitados matrimonio

Foto: El Mercurio

La norma general será preparar la lista de invitados por grado de importancia.

Los novios por regla general son quienes deben decidir a quién invitar o no, pero en reiteradas ocasiones se ve que la familia es quien más interfiere con dicha labor, cuando mamá, papá o suegros comienzan a criticar el no invitar al tío o pariente lejano que no ves hace diez años y que vive a mil kilómetros de distancia (lo que implicaría seguramente costearle también el alojamiento), la suegra querrá invitar a sus dos mejores amigas o al grupo de tejido al que pertenece y tú padre querrá invitar a su jefe… y así sucesivamente; finalmente ves que de la lista aumenta y aún no contemplas a quien tu si quieres invitar.

Cuando ocurren casos, como el anteriormente nombrado, se genera el típico clima hostil entre las familias, más aún si la boda será costeada por los padres de los novios, en cuyo caso no habrá más alternativa que decir un ¡Está bien!, pero cuando los costos del matrimonio corren por cuenta de los novios se deberán establecer los límites con la familia directa y sutilmente explicarles que el presupuesto de la boda lo utilizarán en quienes ustedes consideran no deben faltar, en caso contrario será un completo desastre y finalmente terminarán llenando hojas y hojas con personas que prácticamente no conocen.

La norma general será preparar la lista de invitados por grado de importancia y separarla por familias, es decir, desde los padres hacia afuera del árbol genealógico y luego considerar a las amistades cercanas, compañeros de trabajo, curso, etc. Cuando eso esté realizado y siempre que aún no hayas completado el número de invitados que tenían contemplado podrás ir sumando personas.

Recuerda que siempre tendrás aproximadamente entre un 10 y 20% de ausencia a tu boda; no obstante, lo anterior no significará trabajar con una lista de invitados al límite de tus capacidades y presupuesto.

Más sobre Bodas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X