Inicio » Bodas » Equipo

De modelo a princesa: la increíble historia tras la boda real en Suecia

Una de las grandes historias de amor de la realeza europea en décadas selló su compromiso el pasado sábado ante 350 invitados en el Palacio Real de Estocolmo.

Erase una vez… una hermosa mujer sueca que decidió probar suerte y partir a la capital. Jamás se imaginó que tras trabajar de modelo, camarera y participar de uno de los realities más vistos de Suecia, encontraría el amor una noche cualquiera y de un hombre del todo especial, un príncipe. Sí, un príncipe, el tercero en la línea para acceder al trono, un joven que tras 10 años de relación amorosa, encontraba en ella el verdadero amor.

La batalla campal duró años, pues los reyes no veían con buenos ojos la unión de la pareja solicitando incluso  la ausencia de los enamorados en innumerables actos públicos y así no ensuciar la imagen de la corona. Poco a poco y con el creciente deseo de Carlos Felipe de contraer matrimonio, lograron demostrarle tanto a sus padres como al pueblo sueco que el pasado considerado “indecoroso” de Sofia Hellqvist no era más que un capítulo de su vida y que éste no determinaba su presente.

En 2013, tras tres años de relación fue invitada por primera vez a un acto real para posteriormente hacerse presente en todos y cada uno de ellos en donde se les veía profundamente enamorados y consolidados y en 2014 anunciaron su compromiso. La boda se realizó el pasado sábado 13 de junio a las 16:30 en el Palacio Real de Estocolmo en donde 350 invitados acompañaron a la feliz pareja, entre ellos miembros de la realeza europea y sus amigos más íntimos. La celebración estuvo plagada de discursos emotivos y palabras de apoyo, bailes típicos, la elegancia e historia de los salones, vajilla de lujo y un gran presupuesto en flores naturales en tonos rosa y pasteles.

Así, es posible asegurar que la Cenicienta es una alpargata al lado de Sofía, qué decir de la Bella Durmiente o Rapunzel, pues sin hadas mágicas, valientes corceles o milagrosas varitas, logró conquistar a su príncipe azul, el que dicho sea de paso parece sacado de cuento de Disney. Y colorín colorado este cuento ha recién comenzado…

boda real en Suecia

Vestido de seda en tres tonos de blanco, de la diseñadora sueca Ida Sjöstedt y con encaje elaborado por el español José María Ruiz.

boda real en Suecia

El novio, más estupendo que el príncipe Eric de La Sirenita.

boda real en Suecia

¿Una pared de flores naturales? Un aplauso al decorador.

boda real en Suecia

El ganador indiscutido: el ramo, simplemente perfecto.

boda real en Suecia

En la sección “Usted No Lo Haga” este modelo de torta digno de exposición artística del Louvre.

Más sobre Bodas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X