Inicio » Ciclismo Urbano » Equipo

¿Qué modelos seguir para favorecer el uso de la bicicleta?

Las ciclovías emplazadas sobre las veredas, son un error urbano, si no se tiene un espacio amplio para albergar al peatón y al ciclista sin estorbarse mutuamente.

Dentro de nuestras ciudades son cada vez más frecuentes las ciclovías, pero la calidad urbana y espacial de estas, en algunos casos es bastante mala, sin una verdadera planificación y diseño dedicado al trazado de ellas.

Son solo el resultado del espacio sobrante-obligatorio que se necesita para estar a tono con estos nuevos tiempos y cumplir (solo por cumplir) con esta tendencia mundial. Por ejemplo las ciclovías emplazadas sobre las veredas, son un error urbano, si no se tiene un espacio amplio para albergar al peatón y al ciclista sin estorbarse mutuamente; de lo contrario el peatón al sentirse tan estrecho en su transitar simplemente ocupará la ciclovía para caminar.

Uso bicicleta

Foto: Juan Eduardo López

La falta de cultura urbana y la mala planificación hace que los peatones ocupen las ciclovías.

A esto sumémosle la nula conciencia cívica de los automovilistas que ocupan los bordes de las veredas como estacionamientos, o sea se estacionan sobre esta ruta.

Todo esto se debe a una falta mayor de investigación acerca de este proceso de inclusión de la bicicleta en Chile o, peor aún, un preocupante desinterés de estos mismo estudios por parte de quienes planifican estas rutas, sin tomar en cuenta que hay países que nos llevan la delantera en esto, por lo que rescatar sus experiencias, analizarlas, juntarlas con las nuestras y proponer algo nuevo para nuestras ciudades, sería más fácil de lo que se cree.

A nivel mundial existen 2 formas para incluir la bicicleta en la ciudad:

Ciclovías:Es la más conocida por el común de la gente (la única formal en Chile), la cual consiste en proyectar una vía exclusiva para la bicicleta en uno o ambos sentidos (doble vía). Las normas internacionales recomiendan un ancho de 1,5 mts. por vía (en ambas direcciones 3 mts.),  además de barreras que las protejan de los automovilistas y otras más pequeñas que protejan al peatón del ciclista. También puede ser una ruta totalmente segregada e independiente para este vehículo. Todo esto acompañado de una señalética de fácil lectura.

Ventajas*: seguridad y conectividad.

Desventajas: Como toda nueva intervención urbana, está asociada a un costo económico alto o medio.

Espacio compartido: Corriente nacida en Holanda. Es la respuesta a la falta de espacio en ciudades ya consolidadas y cada vez más saturadas de construcciones (las zonas céntricas de nuestras ciudades). Se plantea un solo espacio sin señales de tránsito y con solo un cambio en la textura o el color del suelo, en donde cada actor (peatón – ciclista – automovilista) respete mutuamente un espacio propio-virtual, para favorecer un fluido transitar. Esta postura requiere de mucho civismo por parte de sus actores, por lo que es fundamental una educación temprana para tener buenos resultados.

Ventajas*: una baja inversión económica (comparándola con una ciclo vía)

Desventajas: Los procesos de educación llevan tiempo, por lo que su implementación está sujeta a lo que se demore en educar a la gente, cosa muy contraria al “cortoplacismo” de las políticas públicas.

*(En ambos casos, las ventajas se plantean en condiciones óptimas)

Ciclovías no cumplen los parámetros

Uso bicicleta

Foto: El Mercurio

Las ciclovías chilenas no cumplen con los estándares internacionales de calidad.

Lo que podemos observar en nuestras ciudades es que las ciclo vías no cumplen con ninguno de los parámetros señalados resultando bastante incómodas de transitar y provocando por un lado, que el ciudadano común y corriente no se interese por las 2 ruedas, viendo en ellas más problemas que beneficios y por otro lado, a los ciclistas habituales, no les sea grato transitarlas, viéndose reflejado en algunos casos en la nula utilización de éstas, convirtiéndolas en un espacio perdido o, como ya mencioné, estacionamiento de automóviles y camiones.

Para nuestra realidad de país en crecimiento lo más aconsejable sería, según mi opinión, realizar un Plan Maestro que identifique cada zona y determine las avenidas y parques donde se pueda realmente proyectar una ciclo vía de calidad. Si no se logra encontrar esto, optar por el espacio compartido en alguna calle (nunca en la vereda) acompañado de un plan de educación cívica donde se enseñe que la bicicleta es una buena forma de movilizarse por la ciudad e igual de valida o incluso mejor que el automóvil y el transporte público.

En términos concretos: En vez de que cada municipio haga sus respectivos planes de incluir a la bicicleta de manera independiente y sin ninguna continuidad entre uno y otro plan; realizar una Propuesta Integral de planificación de diseño e implementación de infraestructura a escala de ciudad para la bicicleta con un lenguaje único y estandarizado, una educación cívica moderna que enseñe e incite (no obligue) a respetar y valorar a este vehículo y sus usuarios, destacando sus cualidades como por ejemplo su compromiso con el medio ambiente y que además sea avalada por un decreto con fuerza de ley, que le otorgue un respaldo legal a todo lo propuesto, con normas y castigos que velen por su cumplimiento de forma completa.

Dejo abierto el tema e invito a exponer sus ideas que complementen o aporten algo nuevo a lo escrito en este artículo.

Más sobre Ciclismo Urbano

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X