Inicio » Colo Colo » Equipo

Diego Rubio: promesa de Colo Colo

Los últimos partidos de Colo Colo han mostrado como figura a este joven delantero, pero por su edad y falta de experiencia hay que esperar antes de cantar victoria por haber encontrado a un nuevo crack.

Confieso que tengo mucha fe en el joven. Desde que vi su debut, en el amistoso contra Unión Española a principios de este 2011, me llamó la atención y le vi grandes condiciones. De partida, es el único de los hijos del gran Hugo Eduardo Rubio que no hace “bicicletas” de forma innecesaria en la cancha.

Después le pregunté a amigos míos hinchas de Universidad Católica, y me dijeron todos lo mismo: que en las inferiores cruzadas, siempre se dijo que Diego Rubio era el mejor de los hijos del “Pájaro”.

Dejando atrás la polémica generada por su llegada hace algunos años, donde los cruzados acusaron malos actos por parte de Colo Colo para quedarse con la joven promesa, lo cierto es que lo visto en los últimos partidos hace que uno tenga muchas esperanzas con este delantero. Diego Rubio tiene técnica, gol, buen movimiento por todo el frente del ataque y hasta cabezazo.

Diego Rubio

Foto: Photosport

Con tan solo 17 años Diego rubio, delantero de Colo Colo, ha convertido 5 goles en los 3 partidos que ha jugado.

Pero la historia exige andar con prudencia. ¿Recuerda usted a Rodrigo Tapia? En plena época de Borghi, dio la idea que era el goleador del futuro, con apariciones en la red teniendo a Humberto Suazo delante de él. Pero una vida mal manejada, el “mareo” de la fama y Tapia partió con castigos, para terminar lejos de donde se le veía llegar en algunos años.

Para qué hablar de Phillip Araos. Sigue estando en Colo Colo, es esperanza de gol y de vez en cuando muestra porqué fue tan importante en las inferiores. Pero ya defraudó en su paso por Everton, donde terminó saliendo peleado con el resto de los ruleteros que luchaban por no descender, y cuando ha entrado este año en la cancha por los albos se le ha visto fuera de ritmo competitivo, a veces mal posicionado en el campo de juego aunque son la misma visión de gol frecuente, que le hace intentar disparos desde casi todas posiciones, algo poco frecuente en los delanteros chilenos.

Por eso, el ascenso de Diego Rubio debe ser tomado con calma. Tiene apenas 17 años y venir de una familia futbolística hace pensar que su gran momento en Colo Colo no lo va a hacer perder la cabeza, que va a llegar a dar lo que promete y que es hoy por hoy el tercer delantero del popular sin discusión.

En estas mismas columnas, pedimos varias veces que se le diera una chance a Diego Rubio. Hoy está más que claro. Tras Miralles y Paredes, es Rubio el que se ve mejor. Con un Gazale que tras un prometedor duelo contra Santiago Wanderers (cuando todavía estaba Cagna), muestras que la alba le quedó grande y que es muy posible que el segundo semestre no continúe dado su pobre desempeño; con un Mario Salgado que con mala suerte y lesiones, todavía no muestra nada de lo que le permitió estar tanto tiempo en Italia; con un Araos fuera de ritmo y un Jorge Troncoso que hace sus primeras armas, faltándole todavía el roce necesario para confiar totalmente en él.

Pero cuidado con esperar que Diego Rubio sea el salvador. No es casualidad que pese a no jugar bien y ante un rival discreto, se pudo terminar ganando a La Serena gracias a que por primera vez en el torneo el “Tolo” Gallego entró con dos delanteros, o que el mismo Rubio haya podido lucir frente a Santos cuando había tres delanteros en cancha.

Es decir, Diego Rubio muestra todo. Pero para que se concrete, además de su personalidad, también necesita un equipo no le ponga todo el peso del gol sobre sus hombros, para no quemarlo”. Si se dan todas las condiciones, a frotarse las manos con los goles que se verán venir.

Más sobre Colo Colo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X