El olvidado segundo descenso de la UC de 1957 del que se salvó por secretaría

La historia desmiente el registro oficial del fútbol chileno, el cual hasta ese entonces tenía una caída del equipo cruzado a “los potreros”.

Guía de: Curiosidades

Entre los estadísticos del fútbol chileno, un entendido en la materia balompédica o hasta un fanático de la Universidad Católica pueden asegurar que en la década del ’50 el equipo de “la franja” contaba con un solo descenso. Pero todos ellos no contaban con la astucia de Radio Futuro, quien recientemente publicó una interesante nota que desafía el registro y que asegura que la UC bajó en realidad en dos ocasiones en aquella década.

El primer descenso de la UC fue en 1955. Dos años después el equipo ya había retornado a la máxima categoría del fútbol chileno. Para aquella campaña se precisó que el máximo objetivo deportivo sería mantenerse en primera división, aunque varios factores atentaron contra esta meta: La institución pasaba apreturas económicas debido a la construcción del Complejo Santa Rosa de Las Condes por lo que no pudo reforzarse de la mejor forma. Incluso a diez jornadas del epílogo del certamen es colista absoluto y aparece nuevamente el fantasma del descenso en el horizonte.

segundo descenso de la UC

 

A tanto llegó la desesperación de los directivos que se contrató en septiembre a un viejo ídolo de la afición. Se calzó el buzo de Director Técnico el mítico José Manuel Moreno, “El Charro”, artífice del primer campeonato en la historia cruzada en 1949, ex figura del mítico equipo “La Máquina” de River Plate y quien está considerado dentro de los más grandes jugadores de la historia del fútbol argentino. De todas formas las perspectivas eran negras y hasta el mítico comentarista deportivo Julio Martínez no tenía mucha fe en las credenciales del “El Charro”, pero no precisamente por su capacidad. “No hay entrenador en el mundo que pueda lograr grandes cosas sin disponer de material humano que trabajar”, señaló JM.

Hubo algunos movimientos en la tabla de posiciones hacia el final del campeonato. El equipo universitario igualó en el último puesto con Ferrobádminton y O’Higgins, y todo se definió en un triangular que se disputó en el antiguo estadio El Tranque de Viña del Mar. La UC derrotó por la cuenta mínima a Ferro, quien días después derrotó por idéntico marcador a la escuadra rancagüina. Para permanecer en primera el equipo cruzado debía empatar ante los celestes, quienes finalmente terminaron derrotando a los de José Manuel Moreno por 4 goles a 2. De esta forma por promedio de goles los franjeados descendieron, mientras Audax Italiano obtenía merecidamente su cuarta estrella.

Caló tan hondo el segundo descenso cruzado que incluso las autoridades de la Pontificia pensaron abandonar el fútbol profesional. José Manuel Moreno debió marcharse puesto que aunque quería encabezar la epopeya del retorno cruzado, pidió emolumentos muy altos, difíciles de alcanzar en esos tiempos estrechos. Finalmente llegó a la banca el conocido entrenador-periodista Alberto Bucciardi, quien asumió gustoso el desafío.

En mayo de 1958, a una semana el inicio del torneo, la Asociación Central aplicó una tardía sentencia administrativa que determinó el descenso de San Luis de Quillota y de esta forma, por secretaría, la UC se mantuvo en la ansiada primera división. A veces el fútbol de escritorio sirve.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X