Inicio » Deportes Extremos » Equipo

El difícil camino del deportista extremo en Chile

Falta de apoyo, escasos recursos, exigencias que van de la mano del exitismo y numerosos obstáculos enfrenta el deportista extremo. Pero nada puede contra la pasión del deporte. El caso de Osvaldo Díaz.

Nuestro amigo y Rider de www.rideandsmile.com,  Freerider Profesional de No Fear, Scientific Body, Elan Snowboards, Stoked, la Pica del Ski, GoPro, Lippi y Vulcano Expediciones Osvaldo Díaz, nos da su visión acerca de lo que cuesta lograr vivir de los deportes de acción en nuestro país.

Se trata de una mirada de uno de los pocos riders que están logrando hacer algo para pavimentar el camino a lo que se viene en un país que tiene todo para generar grandes atletas mundiales.

Deportes extremos

Foto: Guioteca

Ser deportistas extremos significa muchas veces enfrentar el miedo a morir.

“Practicar deportes desde una corta edad, disfrutar del entrenamiento, la salud física y mental, enfocarse en las metas, sobrepasar obstáculos en el camino, lesiones, a veces desmotivación de una u otra índole, el miedo de caer practicando deportes extremos, e incluso la muerte son algunas de las aristas en las cuales uno como deportista queda expuesto”, cuenta.

Osvaldo Díaz cuenta que hacer carrera no es fácil, ya que hay que destacar, ser un buen manager de uno mismo para lograr tener algún primer sponsor para luego proyectarte y tomar la difícil decisión de dedicarse al 100% al deporte.

Sus costos, explica, son irrevocablemente el exitismo que impera en el medio, sobre todo en Chile.

Las marcas y las empresas quieren ver resultados a corto plazo, pero no siempre es factible debido a las grandes sumas de dinero que se requieren para todo lo que conlleva el profesionalismo: viajes, estadía, alimentación, equipamiento, personal trainer, kinesiólogo, psicólogo, nutricionista, y todo lo que debe tener un embajador del deporte de elite.

Las condiciones no son fáciles. “Vemos a nuestras entidades relacionadas en bochornosos incidentes tales como malversación de fondos, inoperancia, falta de condiciones para el entrenamiento, inexistencia del ministerio del deporte, etc”, dice Díaz.

Podríamos recordar el caso de Tomás González, quien no fue inscrito en dos oportunidades para sus competencias internacionales en las que representa a XChile, muchas veces logrando un primer lugar. O cuando Farkas fue quien tuvo que apoyarlo para dar condiciones óptimas para su training.

Otro ejemplo: cuando a un deportista amateur o profesional no se le permite trasladar sus tablas en el metro,  o simplemente aduana hace pagar impuestos por el traslado del equipo en avión.

La estabilidad económica del deportista depende de sus patrocinios, los cuales están a años luz de la realidad de los competidores en Europa u Norteamérica, donde realmente uno puede vivir tranquilamente dedicándose al entrenamiento y competición.

Sin embargo, no todo es oscuridad, los beneficios son bastante contundentes en un plano físico y mental, poder también sobrepasar todos estas barreras y obtener logros casi remando contra la corriente es una opción que es muy difícil de tomar, un camino alternativo en la vida laboral “en la cual quedas a la incertidumbre, pero a la vez convicción de que has tomado el camino que es tu pasión y, en este sentido, no hay remordimientos a la hora de analizar cúal fue tu decisión correcta”, finaliza Osvaldo Díaz.

Más sobre Deportes Extremos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X