Inicio » Discos »

Dos noches perfectas para re encontrarse con Ryan Adams: Este es su notable disco

Si me preguntan, este es uno de los grandes discos del año, nos da la oportunidad de descubrir o re descubrir a un gran artista.

Guía de: Discos

Ryan Adams, Sí…..está bien escrito y no tiene nada que ver con el popular baladista con el que casualmente comparte la misma fecha de nacimiento, David Ryan Adams, es un cantautor norteamericano de “alt-country” una versión más contemporánea del country, no el que nosotros pensamos como música de vaqueros, el de Willie Nelson o Dolly Parton, esto es un poco más pop y rock, para muchos folk norteamericano.

Además de escribir canciones se ha dedicado a la producción de artistas como Norah Jones, America, Counting Crows, Weezer entre otros incluyendo al mismísimo Willie Nelson y como si fuera poco ha publicado dos libros de poemas, Infinity Blues y Hello Sunshine.

Ryan nació en 1974 en Jacksonville, Carolina del Norte, es el fundador del grupo Whiskeytown, donde perteneció por 6 años y donde dio sus primeros pasos en serio, dejando este conjunto el año 2000, para lanzar su primer álbum como solista, Heartbreaker, el que fue muy bien recibido por la crítica y que marcó el inicio de una prolífica carrera de la cual ya lleva 15 discos acompañado esporádicamente por su banda The Cardinals.

Durante estos años su discografía no ha estado distante a las críticas, ya que la personalidad explosiva del compositor lo ha llevado a tener aciertos y fracasos en algunos de sus discos, los que han sido ampliamente comentados en la prensa musical, en varias entrevistas ha dado a conocer la visión sobre su trabajo, dando a entender que lo que importa es el fondo del disco, viéndolo como un todo y no sus canciones como entes individuales, las que pueden ser brillantes o regulares, ya que el contraste de estas genera los matices de una historia.

Ya han pasado 15 años desde su aventura en solitario y a pesar de sus problemas de salud provocados por la enfermedad de Ménière, además de tinnitus, las que le han causado vértigo y trastornos auditivos que le han significado perder casi el 60% de la audición de su oído izquierdo, esto no ha logrado que merme su empeño y dedicación a la música, es por eso que a fin del año pasado, los días 15 y 17 de noviembre el cantautor realizó dos presentaciones acústicas a tablero lleno en el famoso Carnegie Hall de Nueva York, donde recorrió lo más destacado de todo sus composiciones y covers, sorprendiendo a la audiencia con dos canciones nuevas “How Much Light” y “ This is Where We Meet in My Mind”.

La presentación impecable, el sonido y la acústica del teatro le otorgó el marco perfecto para su sencilla puesta en escena acompañado solo de su guitarra acústica, con la que logró generar una atmósfera intimista, casi de reunión familiar con el público, donde se permitió bromear en más de una ocasión entre canción y canción, el resultado 42 canciones, las que fueron editadas por su propio sello PaxAm en un box set de lujo de 6 vinilos y a través de Spotify, además se planifica para 9 de junio una edición reducida de 10 canciones, en CD y digital, titulada “ Ten Songs From Live at Carnegie Hall”, lo que me parece un desperdicio frente a todo lo que nos ofrece la versión de lujo.

Si me preguntan, este es uno de los grandes discos del año, nos da la oportunidad de descubrir o re descubrir a un gran artista que no se ha dejado influenciar por las modas, nos presenta un repertorio para todos los gustos, el que es atemporal, del que puedo recomendar “Oh My Sweet Carolina”, “Dear Chicago”, “Come Pick Me Up, Desire”, “If I Am Stranger”, un sonido excepcional para un disco en vivo. Si Elton John le cita como influencia en sus entrevistas y ha colaborado con Alanis Morrissette en varias ocasiones, no debe ser gratuito, los invito a disfrutar de este gran concierto.

Para que vean la personalidad de Rayan les dejo una anécdota, en el inicio de una de sus giras por Europa hace unos meses, en Copenhague, invito a Natalie Prass para que fuese su telonera y presentara su disco, como ella no logró llegar producto de un atraso con su vuelo desde otra ciudad, en vez de complicarse con la situación y para no defraudar al público al que ya se le había anunciado su participación, se le ocurrió directamente suplantarla por lo que se puso un vestido, medias, se acomodó el pelo y salió al escenario a interpretar el repertorio de su amiga ante la sorpresa de los asistentes.

Más sobre Discos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X