Inicio » Discos »

Los 10 discos que marcaron el 2014

Discos que más de alguno podría considerar, pero que otros ni tomarían en cuenta.

Guía de: Discos

No es fácil seleccionar lo más destacado o lo mejor y dejar a todos contentos. Sobre todo cuando normalmente nos concentramos en la música popular y dejamos de lado otros estilos igual de importantes, pero más de nicho; discos que más de alguno podría considerar, pero que otros ni tomarían en cuenta. Por eso esta lista no considera a los top de ventas, pero sí los discos que son una muestra de lo que nos dejó el año que acaba de terminar.

“Xcape”, Michael Jackson

El disco póstumo del “rey del pop” incluye ocho canciones inéditas que nos dejan una leve esencia del artista, pero que no logró una mayor relevancia con respecto a su legado. Aunque, claramente, nos mantuvo llenos de recuerdos por todo el trabajo realizado por la maquinaria de marketing y apoyo impulsado por su sello, la familia del cantante y el propio Justin Timberlake que interpreta “Love Never Felt So Good” con Michael Jackson, con el afán de hacer perdurar por siempre la memoria del artista.

“Ghost Stories”, Coldplay

Un disco intimista, melancólico producto de la desilusión amorosa de Chris Martin. Un disco que no fue bien recibido por la crítica, pero que fue creciendo con los meses. Un disco valiente, si pensamos que se atreve y se aleja de lo comercial. Al final del año se editó una versión en vivo con DVD, lo que nos indica que no solo la banda quedó contenta, sino también su compañía discográfica y su ex novia con la que ya se arreglo.

“Songs of Innocence”, U2

Si dejamos de lado la polémica salida de este disco ―y la sobreexposición mundial de la empresa de la manzana―, que dejó contento a miles de fanáticos y muy molestos a otros miles por recibir algo que no querían, llevó al mismo Bono a pedir disculpas. Pero si escuchamos sin prejuicios, encontraremos un disco interesante que supera las expectativas de sus trabajos anteriores, aunque hay que darle varias pasadas para descubrir sus matices y dejar de lado los sonidos de antaño. Creo que este disco se valorará más con el tiempo.

“Sonic Highways”, Foo Fighters

Luego de 3 años de espera, una tremenda campaña en redes sociales y el apoyo de un documental de HBO, encontraremos un disco que se ve opacado por las expectativas. Para muchos se trata de una placa muy comercial y que no logra superar a su trabajo anterior, mientras que para otros es un disco que tiene algunos hitos y que va conquistando de a poco. La verdad la sabremos muy pronto, cuando visiten nuestro país este 15 de Enero y los fans tengan la posibilidad de corear sus canciones.

“The Endless River”, Pink Floyd

No hay duda de que cuando se anunció la edición de este decimoquinto disco de esta mítica banda, generó un descomunal interés por parte de miles de fanáticos y la noticia dio vuelta al mundo. Proyecto creado como homenaje a Richard Wright, y por los años de servicio del grupo, prácticamente este disco es su despedida. Fue el regalo perfecto y el más perseguido para esta Navidad. El arte, impecable, pero su contenido deja una sensación de vacío y se siente carente de humanidad, ya que casi es un disco acústico armado con descartes de otro de hace 20 años y que a ratos se nota.

“Terral”, Pablo Alboran

Es el fenómeno español que visitará este año nuestro país este 11, 13 y 14 de marzo y que con solo 25 años de edad, ha sido el artista más comercial en los últimos tres en España. Podríamos decir que este nuevo disco consolida su carrera, ya que es un disco más trabajado, donde el artista toca varios de los instrumentos y en donde además trabajó directamente en la producción. Eso sí, junto al gran productor Eric Rosse (Chris Isaac, Maroon 5 y Tori Amos entre otros). El disco se terminó en Los Ángeles, diferenciándolo claramente de sus dos discos anteriores realizados en España. Terral se compone de 16 canciones, dentro de las cuales varios de sus singles no pararán de sonar en las radios de nuestro país.

“Popular Problems”, Leonard Cohen

Cuando los artistas llegan a los 80 años, normalmente viven de su legado. En este caso, los éxitos sobran y tanto la calidad de sus letras como el sonido característico y oscuro de su voz, son el sello perfecto. Cuando ya no es necesario entrar a demostrar algo, y sobre la premisa de menos es más, este disco que parece sencillo incluso en su arte, nos deja una gran lección. Es que se trata de un tremendo álbum de principio a fin, con intensidad, profundidad, buenos arreglos y la gran interpretación del artista; una fórmula perfecta a la que cuesta encontrarle detalles. Para mí es el disco del año, que invita a escucharlo una y otra vez.

“High Hopes”, Bruce Springsteen

Después de la tremenda gira que realizó por varios continentes y de dar el mejor concierto de 2013 en nuestro país, se publica este disco, el que contiene varias versiones muy respetables, algunas canciones bien logradas y la valentía de darle una frescura al sonido de la mano de Tom Morello (Rage Against the Machine). La crítica no lo trató muy bien, acusándolo de autoversionarse y de ser un disco caprichoso. Si me preguntan, me quedo con Devils & Dust, de hace unos años, pero “The Boss” es “The Boss” y el disco no puede faltar en su coleccion.

“Rock or Bust”, AC//DC

Han pasado 6 años desde que se publicó “Black Ice” y toda la polémica que antecedió a la publicación de este disco por la ausencia de Malcom Young, quien fue diagnosticado con demencia, han hecho que los fanáticos hayan puesto mayor atención en este lanzamiento. El disco mantiene el sonido característico, la vitalidad y la voz inconfundible de Brian Johnson, pero deja con gusto a poco, apenas supera los 30 minutos y las canciones no son parejas. Se siente como un disco editado para apoyar su gira mundial.

“Ultraviolence”, Lana del Rey

Una artista que genera controversia, para muchos una gran promesa, para otros sobrevalorada. Lo que no se puede desmentir, es que posee un encanto único, y la melancolía de sus canciones y las producciones de sus videos han logrado conquistar a miles de fanáticos. Este disco tiene un acabado casual, las grabaciones se hicieron en muy pocas tomas y no con la mejor técnica, con la finalidad de darle un sonido sucio. Si bien no logra el éxito de su producción anterior, este disco es más honesto y con mejor contenido en lo que se refiere a la temática de sus canciones.

De momento solo nos queda ver qué nos depara este 2015, yo ya empecé con las versiones “no autorizadas” de Madonna y Bjork  y  a futuro prometen las novedades de Adele y Red hot chili peppers, yo le tengo fe a este nuevo año y espero que al margen de los artistas consagrados, espero encontrar muy pronto nuevos nombres para compartir con ustedes.

Más sobre Discos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X