Inicio » Discos »

“Nostalgia”: La imperdible incursión de Annie Lennox en el jazz

Reinterpretación de los mejor de la década de 1930 y 1940.

Guía de: Discos

Hace dos años, en un acto benéfico para Naciones Unidas, Annie Lennox compartió escenario con Hebie Hancock y en el ensayo con su banda redescubrió el jazz de los años ’40. La experiencia no solo le gustó, sino que se transformó en un reto para su carrera, por lo que decidió probar cómo sonaría su voz madura y su estilo en grandes canciones de artistas de la talla de Duke Ellington, Billie Holiday, Ella Fitzgeral y Nina Simone entre otros. ¿El resultado? “Nostalgia”.

Este nuevo proyecto —su sexto álbum como solista— lo enfrentó después de un largo trabajo de investigación y las 12 canciones que le dan forma al disco las eligió cuidadosamente.

lenox-nostalgiaCoproducido por Mike Stevens, con quien ya había trabajado antes en “Medusa” —otra de sus producciones—, la escocesa logra darle una clara frescura a las canciones de este trabajo, sumado al inconfundible timbre de su voz.

De hecho, en una de sus entrevistas más recientes, Lennox comentó: “La voz refleja en cada momento lo que eres. De joven tiene la frescura de la piel, cuando aún te falta experiencia. Con los años se va sazonando y acaba envejeciendo como el buen whisky”. Lo que realmente se nota, porque gratamente nos lleva a otra faceta alejada de la fama obtenida con “Eurythmics” con quien vendió más de 80 millones de discos.

El disco fue editado por Blue Note y estrenado en un concierto íntimo en vivo en Hollywood Forever Cemetery, Los Angeles, donde fue presentada por el presidente de su sello Don Was, lo que le da la bienvenida a Universal y la sitúa en el lugar que le corresponde a una artista de esta envergadura. De este evento también surgió el material para grabar un DVD.

El disco tiene 12 canciones fue editado en exclusiva por dos meses para su edición en vinilo, y luego en disco compacto, formato digital y la edición de lujo que incluye la presentación en vivo. ¿Lo más destacado? “Summer Time”, “I put a spell on you” y “Georgia in my mind”, aunque todo el disco, por la calidad de su contenido, es destacable.

En síntesis, estamos ante un gran homenaje al jazz y a ella —indefectiblemente—, quien con 60 años nos demuestra que uno puede seguir teniendo retos, que se puede seguir sorprendiendo y que además puede aportar un gran disco lleno de matices y sutilezas. Como para disfrutar al atardecer con un buen acompañamiento y dejar correr el disco una y otra vez.

I put a spell on you

Summer Time

Más sobre Discos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X