Inicio » Discos »

“Sol invictus”: Porque 18 años no son nada para Faith No More

La banda ya comenzó su gira por Europa, para pasar después por Canadá y Estados Unidos, para luego bajar en forma definitiva a Sudamérica.

Guía de: Discos

Hace 30 años Faith No Man, como se llamaba originalmente la banda Faith No More, sorprendió a los fanáticos del rock pesado fusionando este estilo con funk y hip hop, lo que hizo que adquirieran notoriedad a nivel mundial con su primer disco “We Care a Lot” (1985); el mismo nombre del single ampliamente difundido en video y a nivel radial hasta estos días.

Luego de cinco discos y 12 años de carrera, en 1997 editan “Album Of The Year” y dejan a sus miles de fanáticos en animación suspendida, esperando novedades de la banda y muchos lamentos.

Han pasado 18 largos años y cuando todos pensábamos que ya no volverían del recuerdo —como otras míticas bandas perdidas—, este abril se publicó su nuevo trabajo. Su séptimo disco, titulado “Sol Invictus” (del latín “El invencible Dios Sol”, aplicado a distintas divinidades romanas), el que se difundió en diversos sitios web y que hace un par de semanas salió en formato físico a través del sello Reclamation Records.

El disco dura casi 40 minutos y contiene diez canciones, las que de seguro serán la antesala al resto del material que estratégicamente se ha guardado para la edición especial.

Sobre el sonido del disco, Bill Gould le diría a “Rolling Stone”: “Puedo decir que lo que estamos haciendo se refleja en lo que hemos vivido desde que grabamos nuestro último LP con Faith No More. Creo que hay partes potentes y también partes con mucho espacio”.

Los más destacados son “Superhero”, “Cone of Shame” y “Matador”, donde se puede ver cuánto ha madurado su sonido esta banda, mantenido su eclecticismo al incorporar nuevas influencias y conservando el contenido de sus letras.

La banda ya comenzó su gira por Europa, para pasar después por Canadá y Estados Unidos, para luego bajar en forma definitiva a Sudamérica.

En septiembre visitará nuestro país, donde la banda ha establecido una particular relación. Su vocalista, Mike Patton, ha visitado en numerosas ocasiones Chile desde su presentación en el Festival de Viña de 1991 hasta su singular participación en la Teletón de 2010, evidenciando su cercanía.

Tanto es así, que el mito urbano diría que Patton se compró una parcela fuera de Santiago para vivir. Incluso se le ha visto como habitual cliente en una peluquería del persa Bío Bío, cortándose el pelo.

En cambio su bajista, Billy Gould, quien también nos ha visitado varias veces, se ha dado el tiempo hasta para trabajar como productor de la banda local “Como Asesinar a Felipes”.

Este disco, para mi gusto, cumple con todo lo que se espera escuchar del nivel de la banda, cosa que no es fácil si pensamos todas las expectativas que pueden generarse en tantos años. Además, se edita en un buen momento, ya que nos da la oportunidad de escuchar varias veces el disco para prepararnos para los conciertos del 27 y 28 de septiembre próximo, cuando se realice el festival Santiago Gets Louder, que reunirá a System of a Down, Faith No More, Deftones, Mastodon, Lamb of God, Gojira y De La Tierra.

“Sol Invictus” tiene sus altos y sus bajos, pero sin duda se hace corto, por lo que vale la pena esperar a tener la inminente edición extendida.

Más sobre Discos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X