Inicio » Emprendimiento » Equipo

¿Qué lleva a emprender y perseverar en el intento?

Las nuevas generaciones son ya más proclives a emprender (y fallar en el intento) a que simplemente ir en búsqueda del empleo soñado.

Según el Global Entrepreneurship Monitor, Chile, se estima que en el país el 7,7% de la población económicamente activa esta iniciando un nuevo emprendimiento por oportunidad, esto es aproximadamente una  600 mil personas. En promedio, estos emprendedores declaran que involucran a otra persona en la puesta en marcha del negocio.

Es decir, un negocio por oportunidad  que inicia en Chile tiene en promedio 2 socios. Por lo tanto si suponemos que estos 600 mil emprendedores tienen la capacidad de asociarse al menos con otro emprendedor estamos hablando más o menos 300 mil nuevos negocios anuales. Estos emprendedores por oportunidad dicen que invierten, en promedio, $1,5 millones de pesos para la puesta en marcha de sus negocios. Es decir, la inversión anual que hacen los emprendedores asciende aproximadamente a 450 mil millones de pesos cada año.

Imagen: Aetos

Si a estos 450 mil millones se suma los 110 mil millones que el Estado aporta a través de diferentes mecanismos para incentivar iniciativas emprendedoras (por ejemplo a través de CORFO, SERCOTEC, etc.), da un total de 560 mil millones de pesos invertidos anualmente en la creación de nuevos negocios.  Como ya habíamos comentado en una guía anterior de acuerdo a la Small Business Administration de Estados Unidos, más del 50% de las pequeñas empresas fracasan en el primer año y el 95% fracasan en los primeros cinco años. Estas cifras son muy similares en Chile.

Saque usted sus propias cuentas sobre cuanto dinero se habrá invertido en negocios que desaparecerán al quinto año de haber sido fundadas.  Entonces ¿porqué sigue la gente emprendiendo?  Aun cuando emprender no es fácil, la iniciativa empresarial es un fenómeno mundial que va en aumento. Las nuevas generaciones es decir las  personas nacidas entre 1980 y el 2000  y que se conocen como “millenials” son ya más proclives a emprender (y fallar en el intento) a que simplemente ir en búsqueda del empleo soñado.

Un negocios que desaparece no significa que haya perdido dinero considerando ingresos y egresos por 60 meses.  Aunque por lo general un negocio cerrado  significa que los costos finalmente superaron los ingresos. Las principales razones citadas para fracasar son la falta de planificación, falta de diferenciación de la competencia, y la falta de una estrategia de marketing eficaz. Algo que las escuelas negocios se esmeran en enseñar a los futuros emprendedores.

Por lo tanto si hay un elemento valioso en la educación para el emprendimiento, al menos indirectamente puede contribuir a disminuir la tasa de fracaso.  Pero finalmente emprender puede ir más allá de lo simplemente económico y transformase en un estilo de vida. Obviamente no todos los emprendedores van a ser como Steve Jobs o  Richard Branson pero sin duda el tener un espíritu emprendedor y una cultura emprendedora siempre es bienvenido ya sea que una persona trabaje en su propio negocio o bien dentro de una organización como intra-emprendedor.  De los intra-emprendedores hablaremos en otra guía.

Más sobre Emprendimiento

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X