Birdwatching: la fascinación por las aves

Un paseo a la playa, al campo o la montaña puede ser una buena oportunidad para observar aves y aprender de las aves en familia.

Hoy mientras caminaba por un barrio residencial de Santiago, pasé debajo de un árbol y el canto de un pájaro me paralizó, me invadió el alma. Esas son las pausas que uno agradece y hacen pensar en los amigos que huyeron de esta ruidosa ciudad para vivir a los pies del volcán Villarrica en compañía de tiuques, queltehues y bandurrias.

El avistamiento de aves o birdwatching cada día tiene más adeptos. La observación se transforma en un rito en medio del silencio y se logra una plena conexión con la naturaleza. Así, se puede aprender “en vivo” sobre el comportamiento de las aves, sus características físicas, cómo canta, cómo se reproduce, sus migraciones, su forma de volar y su hábitat.

Birdwatching

Foto: Cristian Cáceres, El Mercurio

En la estancia Lolita, cerca de Punta Arenas, los niños pueden observar de cerca especies como el Ñandú.

Para realizar esta actividad, algunos sitios especializados recomiendan partir por el jardín de la casa o un parque. Los que quieran hacer un paseo más desafiante, el excelente reportaje Chile: La isla de las aves, de Revista del Domingo, recomienda visitar en la zona central el Embalse del Yeso (Cajón del Maipo); el humedal de Lampa y Batuco; el circuito del humedal del Yali y la desembocadura del río Maipo y el Parque Nacional La Campana.

Antes de partir, recomendamos planificar la travesía (investigar qué especies se pueden encontrar) y contar con una guía de campo con datos e ilustraciones, binoculares, libreta para tomar notas, máquina fotográfica y grabadora. También hay que usar ropa cómoda y de colores discretos, llevar celular, factor solar, agua y comida.

Todos los miembros del grupo deben tener claras estas reglas para el éxito de la misión:

  • Mantener una distancia prudente y guardar silencio.
  • No tocar aves (aunque estén heridos) ni sus nidos.
  • No dejar basura en la zona visitada.

Además de la emoción y la aventura, el birdwatching tiene muchos beneficios para los niños, que son un aprendizaje para la vida:

  • Asumen un desafío.
  • Desarrollan la capacidad de observación: colores, velocidad y comportamiento de las aves.
  • Aprenden a escuchar e identificar a las aves por su canto.
  • Investigan y analizan información.
  • Cultivan la paciencia mientras esperan que las aves aparezcan.
  • Toman conciencia del respeto y cuidado del medio ambiente.
  • Disfrutan de la naturaleza y conocen un entorno geográfico singular.
  • Ir de excursión es un ejercicio excelente.
Birdwatching

Foto: El Mercurio

Como ven, un paseo se puede transformar en una experiencia alucinante para disfrutar de la belleza de las aves, observar el cielo, respirar profundo y escuchar la voz de la naturaleza.
Más información sobre:

Entidades especializadas

Información sobre especies que habitan en Chile

Cantos y sonidos de aves

  • La voz de las aves: interactivo de Emol sobre los 10 cantos más bonitos de Chile, según el experto Guillermo Egli, quien dedicó 40 años a recorrer el país y grabar estos hermosos sonidos.

Más sobre Entretención para niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X