Cafeterías con juegos, espacio para padres e hijos

¿Existe realmente algún lugar donde los niños se puedan divertir sin riesgos mientras los padres disfrutan de cerca, de un chocolate caliente o de un pastel orgánico? En este artículo está la respuesta.

Cada vez que salimos con mi clan, nos preguntamos con mi marido dónde podremos llevar a nuestros pequeños torbellinos sin que alguien en la mesa del lado frunza el ceño, con expresión de “todo el restorán libre y justo me toca a mí estar sentado frente a estas inquietas y gritonas criaturas”.

Cafés para niños

Foto: Macarena Pérez

Pequeño Mundo.

Y sí, la verdad es que muchas veces el paseo, termina siendo agotador. Nada fácil congeniar el sueño libertario infantil con la legítima aspiración de tranquilidad de parroquianos que desean conversar o compartir sin un run run al lado.

En Estados Unidos y Europa existen espacios especialmente acondicionados para que esta compleja ecuación fluya muy naturalmente.

Pero en Chile, a nuestro modo y sin grandes ni tan rimbombantes estructuras, la tendencia de cafeterías-jugueterías-librerías, está aterrizando hace algún tiempo.

Un buen ejemplo lo constituyen espacios como el café Caramba (mi favorito es el pastel de chocolate sin harina mientras mis hijos juegan dentro de una piscina de pelotas o arman circuitos con unas colchonetas geométricas)

  • Pequeño Mundo (muy en el estilo del anterior, con una gama gastronómica más diversa)
  • Leo y Lola (con imperdibles cuentacuentos; revise horarios y fechas)
  • Café Monstruitos (los niños quedan agotados de escalar hasta un resfalín muy alto)
  • Almacén de cuentos Il Maestrale (admito que éste lo ubico sólo por referencias de amigas y prensa, pero es uno de los sitios que deseo conocer)

Locales pensados y diseñados para que los niños jueguen, salten, pinten, experimentan… mientras los papás se toman un café o té relajadamente en una mesita vintage o en un acogedor sofá. ¡Es real!

Se trata de lugares, algunos en mayor y otros en menor medida, estimulantes. Sitios completamente diferentes. Donde se intenta que los chicos desarrollen el talento creativo.

Cada detalle y cada centímetro buscan la entretención familiar. Se trata de espacios que aspiran a la estimulación creativa y no la sobre estimulación.

Además de tomar un café, pueden comer pequeños platos de comida orgánica, jugos naturales, ensaladas, sándwiches o disfrutar de una deliciosa sección de pastelería.

Aquí los papás somos cómplices del bullicio. Y sin culpas. Todos, compartimos el delicioso sabor de la conversación sin mayores interrupciones.

Cafés para niños

Foto: Carla Dannemann

Almacén de cuentos Il Maestrale

Eso sí, le advierto, que están estratégicamente diseñados para que los niños se entusiasmen con los juguetes o libros que suelen disponer estos negocios en una sección destacada del local. La mayoría de ellos, importado desde Estados Unidos o Europa.

Dan ganas de llevárselo todo y la tentación es grande. Y, como puede imaginar, su bolsillo puede complicarse más de la cuenta. Por ello, un buen ejercicio es conversar con los pequeños antes de la excursión, explicarles el objetivo de la visita. Y, sobre todo usted, debe tener muy claro hasta dónde gastar.

De verdad, que a veces uno puede verse comprando el juguete que le habría gustado tener en la niñez en lugar del más útil o deseado por su hijo.

Más sobre Entretención para niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X