Canto para niños: la música nos invade

A todos nos gusta cantar. Mal o bien, lo hacemos todo el día. Cantar con los niños es muy entretenido y lo mejor, es una rica instancia de comunicación con ellos.

Hoy, mientras conversaba con mi hijo, le pregunté qué pasaba cuando cantaba con sus compañeros de curso. Su respuesta fue: “siento alegría y la imaginación empieza a funcionar”.

Vivimos rodeados de canciones. Forman parte de nuestra vida cotidiana. Cantamos en el auto, en la calle o en el andén del metro. Cuando un niño empieza a balbucear sus primeras palabras, le llama la atención repetir rimas y estrofas acompañadas de gestos y acciones. Este es un precursor muy importante en la construcción del lenguaje y la estabilidad emocional de los niños.

Canto niños

Foto: Alex Valdés

El canto es un precursor muy importante en la construcción del lenguaje.

Cantar también es una herramienta muy poderosa para levantar, vestir, dar desayuno, llevar al colegio, bañar, lavar los dientes y acostar a los niños. Es una forma de vida con un ritmo singular, donde se cuentan historias y se aplican conceptos lúdicos.

De esta manera, el canto para niños es una oportunidad para enriquecer la comunicación entre menores y adultos. Surgen nuevos códigos y vínculos. En este contexto, sugerimos crear un repertorio de “hits familiares”, inventando canciones o cambiándoles la letra a las ya conocidas. Es muy divertido y la risa está garantizada.

Los beneficios del canto para niños abarcan muchos ámbitos. Veamos:

  • Fortalece el lenguaje y amplía el vocabulario.
  • Aumenta habilidades para memorizar y concentrarse.
  • Se pueden practicar otros idiomas.
  • Desarrolla la inteligencia, creatividad y sensibilidad artística.
  • Se trabaja con el tono, compás y ritmo, así como con conceptos matemáticos y de lógica.
  • Es un medio de expresión y entretención.
  • Incentiva a explorar sus gustos musicales.

En el sistema educacional, niños y jóvenes tienen un acercamiento al canto a través de clases regulares y talleres especiales. Aquí les recomendamos lugares donde se puede profundizar el aprendizaje de este arte:

  • Crecer Cantando: Funciona en el Teatro Municipal y forma a jóvenes en música sinfónica coral.
  • Escuela Moderna de Música: En el Taller de Iniciación Musical para Niños, los alumnos entre 4 y 8 años, desarrollarán sus habilidades artístico-musicales, trabajando en canto, expresión corporal, plástica y ejecución de instrumentos musicales.
  • Escuela Audiomúsica: Imparte un curso de técnica vocal que incluye ejercicios de respiración, utilización correcta de resonadores, repertorio (popular y/o clásico) y práctica de conjunto grupal.
  • Academia Verónica Villarroel: Este espacio de la destacada soprano chilena, dicta clases de teatro musical infantil. Los suscriptores del Club de Lectores de El Mercurio tienen un 25% de descuento durante el 2011.
  • Centro Musical Alicia Puccio: El taller de canto infantil está dirigido a niños entre 5 y 9 años. Los alumnos reconocen elementos básicos como respiración, proyección y colocación adecuada de la voz.
  • Academia de Canto Luis Jara: Se desarrolla la técnica vocal y lenguaje artístico, a través del movimiento y el cuerpo.
  • Academia de Música y Sonido: En el taller de canto los niños interpretan rock, pop, funk y música latina, utilizando la técnica vocal, afinación, proyección de la voz y articulación.

El canto para niños es una actividad divertida y fácil de practicar en cualquier lugar. Sólo basta que los niños exploren la música que les interesa. Desde hip hop hasta ópera. Todo vale. No hace falta un micrófono, sólo las ganas de imitar a sus cantantes favoritos y experimentar la magia de la música y del canto para niños.

Más sobre Entretención para niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X